1975 - Ipswich, Reino Unido

Willis Building

Categories
Oficinas y sedes

La sede rural de la compañía aseguradora Willis Faber & Dumas desafió las ideas preconcebidas en torno a los edificios de oficinas, al tiempo que mantuvo una sensación de continuidad con el contexto urbano. Innovaciones como el uso de escaleras mecánicas en una estructura de tres plantas y la dimensión social que aportan la piscina, el restaurante de la azotea y el jardín, se concibieron con la voluntad de democratizar el entorno laboral y de potenciar una mayor sensación de comunidad. En el exterior, el edificio refuerza el tejido urbano, en lugar de confrontarlo. Con una planta de forma libre y de baja altura, responde a la escala de los edificios vecinos. La fachada se curva para amoldarse al patrón de calles medievales irregulares y fluye hacia los extremos del emplazamiento como un crêpe en una sartén.

El muro cortina de vidrio con forma de vaina, producido por la empresa cristalera Pilkington, puso a prueba los límites de la tecnología del momento. Los paneles de vidrio tintado, de 2 m2 cada uno, están conectados mediante pequeñas piezas de esquina hechas a medida y unidos con silicona y, en conjunto, forman una cortina de tres plantas de altura suspendida por un fleje de fijación en el nivel de la cubierta. En el interior, un discreto sistema de aletas de vidrio proporciona a cada nivel el necesario arriostramiento para el viento. De día, el vidrio se antoja prácticamente negro y refleja un collage ecléctico y fragmentado de edificios antiguos de Ipswich, mientras que, por la noche, se desmaterializa de manera asombrosa y revela la actividad que tiene lugar en el interior del edificio.

Concebido antes de la crisis del petróleo de mediados de la década de 1970 y calentado con gas natural, el edificio de Willis Faber fue un ejemplo pionero del diseño respetuoso con los recursos energéticos. Su profunda planta y la cubierta vegetal aislante garantizan un rendimiento térmico general óptimo. A lo largo de los años y en reconocimiento de estas innovaciones, el edificio ha cosechado casi tantos galardones por su eficiencia energética como por su arquitectura. Asimismo, el proyecto anticipó la revolución en el campo de la tecnología de la información y fue pionero en el uso de suelos técnicos en las oficinas; tanto es así que, cuando Willis Faber se informatizó, pudo hacerlo con la mínima interrupción, a diferencia de la mayoría de las empresas de la competencia, que se vieron obligadas a trasladarse a nuevos edificios. Paradójicamente, aunque el edificio se diseñó buscando la máxima flexibilidad, está catalogado con el grado 1, un honor que implica que no puede modificarse.

Willis Building

Ipswich Reino Unido

Ver el mapa
  • Adjudicación 1971
  • Finalización 1975
  • Superficie 21,255m²
  • Capacidad 1,350
  • Cliente Willis Faber & Dumas Ltd
  • Ingeniero estructural Anthony Hunt Associates
  • Supervisor de cantidades Aecom
  • Arquitecto Paisajista Allen Landscaping and Building
  • Concrete Society Award – Certificate of Excellence in the Mature Structures Category for
  • British Council for Offices - Test of Time Award Commendation
  • RIBA Trustees Medal