2015

Plinth for ‘Martyrs’ installation

«Martyrs» es una de las dos instalaciones permanentes de vídeo, del artista Bill Viola, actualmente en la catedral de St Paul, la primera obra de arte en forma de imágenes en movimiento que se instala en una iglesia inglesa. La pieza utiliza una disposición de cuatro pantallas de plasma configuradas de forma similar a un retablo, y el estudio diseñó el pedestal que soporta estas pantallas. Las pantallas están situadas en un espacio creado para la tranquila contemplación y meditación, detrás del altar principal de la catedral, en el pasillo del coro, cerca de la capilla American Memorial.

Cuando empieza la obra, se ven cuatro individuos en éxtasis. Gradualmente, cada escena adquiere movimiento conforme los elementos de la naturaleza van alterando su quietud. Llueven llamas, el viento empieza a azotar, caen cascadas de agua y la tierra se alza volando. Al embravecerse los elementos, la determinación de cada uno de los mártires se mantiene inalterada. En el más violento de sus asaltos, los elementos representan la hora más oscura del paso de los mártires de la muerte a la luz. La obra no tiene sonido y dura siete minutos. El equipo de diseño industrial trabajó muy estrechamente tanto con el artista como con la catedral de St Paul para crear un marco que sustentase la obra, tanto física como conceptualmente. Las pantallas están sujetadas en alto mediante dos patas muy finas de metal, que son de sección estrecha y se reducen conforme suben, como los cuerpos que ascienden al cielo. Materiales discretos, unos detalles mínimos, y un acabado mate armonizan la yuxtaposición de las modernas pantallas con la arquitectura del siglo XVIII. El peso combinado de las pantallas y el marco ejerciendo presión sobre una sección tan pequeña, podría agrietar el suelo de piedra de la catedral, y para evitarlo, las patas se apoyan en una placa de reparto situada debajo de las losas. Las pantallas están amarradas por un accesorio de pared que no altera la fábrica del edificio.

A la primera instalación, «Martyrs», se le unirá en el año 2015 una segunda llamada «Mary» que el artista ha concebido como obra pareja de la anterior. Las instalaciones se donarán a la Tate y serán un préstamo a largo plazo a la catedral de St Paul, estrechando de este modo las relaciones entre las dos instituciones una enfrente de la otra, a ambos lados del Támesis y unidas por el Millenium Bridge.

Plinth for ‘Martyrs’ installation

Ver el mapa
  • Adjudicación 2011
  • Finalización 2015
  • Cliente Tate Modern, St. Paul’s Cathedral
  • Colaborar Arquitecto Oliver Caroe
  • Ingeniero estructural Foster + Partners
  • Ingeniero de M+E Marzorati Ronchetti, Feltech