Concebido como un monumento y un homenaje al difunto jeque Zayed bin Sultan Al Nahyan, presidente fundador de los Emiratos Árabes Unidos, el Museo Nacional de Zayed constituirá la pieza central del Distrito Cultural de la Isla de Saadiyat y exhibirá la historia, la cultura y, más recientemente, la transformación social y económica de los Emiratos. Desde el punto de vista arquitectónico, se ha pretendido combinar una forma contemporánea y muy eficaz con elementos de la hospitalidad y el diseño árabe tradicionales para crear un museo sostenible y acogedor que pertenezca, culturalmente al lugar donde se ubica. En un homenaje al legado del jeque Zayed y a su amor por la naturaleza, el museo se encuentra en un entorno ajardinado, basado en la cronología de su vida. Los espacios expositivos se encuentran en un montículo artificial ajardinado y las galerías se sitúan en las bases de cinco estructuras ligeras de acero, que se han esculpido para funcionar aerodinámicamente como las plumas de un pájaro, una analogía deliberada con la pasión del jeque Zayed por la cetrería. La calefacción se obtiene a través de torres solares térmicas, que también sirven de chimeneas térmicas para canalizar de forma natural las corrientes de aire frío por todo el museo. El aire fresco se captura a baja altura, se canaliza a través de unos conductos de refrigeración soterrados y luego se libera en el vestíbulo del museo. El calor de la cima de las torres canaliza el aire verticalmente hacia arriba por las galerías a causa del efecto chimenea. En la parte superior de las torres con forma de ala se han abierto unos respiraderos para aprovechar la presión negativa en la parte de sotavento del perfil del ala para canalizar el aire caliente hacia el exterior. Para compensar la ligereza de las estructuras de acero con una sensación interior más monumental, las galerías están ancladas por un impresionante vestíbulo central iluminado con lucernarios y excavado en tierra para de aprovechar sus propiedades térmicas. Dicho vestíbulo congrega comercios, cafeterías, un auditorio y espacios informales para exhibiciones de danza y poesía. En todo el edificio, el tratamiento de la luz y la sombra se basa en una tradición de aperturas discretas y cuidadosamente posicionadas que capturan y dirigen la intensa luz del sol de la región iluminando y animando estos espacios interiores. Los objetos se exhiben en nichos y pedestales de piedra que se elevan de forma continua desde el suelo.

Desarrollo

Construcción

Datos y cifras

  • Adjudicación: 2007
  • Superficie: 38 000m²
  • Altura: 100m
  • Cliente: Tourism Development + Investment Company

Notas de prensa relacionadas