La sede rural de la compañía aseguradora Willis Faber & Dumas desafió las ideas preconcebidas en torno a los edificios de oficinas, al tiempo que mantuvo una sensación de continuidad con el contexto urbano. Innovaciones como el uso de escaleras mecánicas en una estructura de tres plantas y la dimensión social que aportan la piscina, el restaurante de la azotea y el jardín, se concibieron con la voluntad de democratizar el entorno laboral y de potenciar una mayor sensación de comunidad. En el exterior, el edificio refuerza el tejido urbano, en lugar de confrontarlo. Con una planta de forma libre y de baja altura, responde a la escala de los edificios vecinos. La fachada se curva para amoldarse al patrón de calles medievales irregulares y fluye hacia los extremos del emplazamiento como un crêpe en una sartén.

El muro cortina de vidrio con forma de vaina, producido por la empresa cristalera Pilkington, puso a prueba los límites de la tecnología del momento. Los paneles de vidrio tintado, de 2 m2 cada uno, están conectados mediante pequeñas piezas de esquina hechas a medida y unidos con silicona y, en conjunto, forman una cortina de tres plantas de altura suspendida por un fleje de fijación en el nivel de la cubierta. En el interior, un discreto sistema de aletas de vidrio proporciona a cada nivel el necesario arriostramiento para el viento. De día, el vidrio se antoja prácticamente negro y refleja un collage ecléctico y fragmentado de edificios antiguos de Ipswich, mientras que, por la noche, se desmaterializa de manera asombrosa y revela la actividad que tiene lugar en el interior del edificio.

Concebido antes de la crisis del petróleo de mediados de la década de 1970 y calentado con gas natural, el edificio de Willis Faber fue un ejemplo pionero del diseño respetuoso con los recursos energéticos. Su profunda planta y la cubierta vegetal aislante garantizan un rendimiento térmico general óptimo. A lo largo de los años y en reconocimiento de estas innovaciones, el edificio ha cosechado casi tantos galardones por su eficiencia energética como por su arquitectura. Asimismo, el proyecto anticipó la revolución en el campo de la tecnología de la información y fue pionero en el uso de suelos técnicos en las oficinas; tanto es así que, cuando Willis Faber se informatizó, pudo hacerlo con la mínima interrupción, a diferencia de la mayoría de las empresas de la competencia, que se vieron obligadas a trasladarse a nuevos edificios. Paradójicamente, aunque el edificio se diseñó buscando la máxima flexibilidad, está catalogado con el grado 1, un honor que implica que no puede modificarse.

Bocetos y dibujos

Desarrollo

Construcción

Citas

Foster was always keen that we should have an open-plan office

or to be precise a 'planned open office'. We as clients were happy to go along with him, for with our ever-changing structure, changes in accommodation layout had cost us a fortune over the years”.Kenneth Knight, Company Secretary, Willis Faber Group

Ipswich is characterised by low-rise

articulated buildings bound together with winding streets of random geometry. Any new building had to respond to the scale of these surroundings and the pattern of streets.”Norman Foster

The most sympathetic and effective building form was a low-profile

deep-plan building that could swell to the edges of the containing street pattern like a pancake in a pan.”Norman Foster

We live for the most part in closed rooms. If we want our culture to rise to a higher level

we must change our architecture. We can only do that by introducing glass architecture which lets in the sun, the stars and the moon, not merely through a few windows, but through every possible wall, which will be made entirely of glass. The new environment we thus create will bring us a new culture.”Paul Scheerbart, Glasarchitektur, 1914

The profile of the Willis Faber & Dumas building is a more civilised and humane response to a medieval market town than pushing towers up into the sky.”Norman Foster

It was only by doing our own independent technical research and detailed drawings that we were able to convince a manufacturer that glazing without mullions really was achievable.”Norman Foster

Datos y cifras

  • Adjudicación: 1971
  • Finalización: 1975
  • Superficie: 21 255m²
  • Altura: 21.5m
  • Capacidad: 1350
  • Cliente: Willis Faber & Dumas Ltd
  • Ingeniero estructural: Anthony Hunt Associates
  • Supervisor de cantidades: Davis Belfield & Everest
  • Ingeniero de M+E: Foster Associates
  • Arquitecto Paisajista: John Allen
  • Consultores adicionales: John Allen, John Taylor & Sons, Martin Francis in association with Jean Prouve, Adrian Wilder, Sound Research Laboratories

Premioss

  • Concrete Society Award – Certificate of Excellence in the Mature Structures Category for
  • British Council for Offices - Test of Time Award Commendation
  • RIBA Trustees Medal