Construido originalmente para la Exposición del Imperio Británico de 1924 y posterior sede de los Juegos Olímpicos de 1948 y de la final de la Copa del Mundo de fútbol en 1966, el viejo estadio de Wembley era el recinto deportivo y de ocio más importante de Gran Bretaña. El desafío a la hora de reinventarlo para el nuevo siglo radicaba en asumir su extraordinario legado y, al mismo tiempo, crear un estadio memorable y mágico. Dotado con 90.000 localidades, con una altura casi cuatro veces superior al original y con el doble de superficie, el nuevo estadio es el recinto cubierto de mayores dimensiones que existe en el mundo.

Las instalaciones del estadio se han diseñado para brindar el máximo disfrute al espectador; los asientos son ahora más amplios y dejan más espacio para las piernas; el acceso a las plantas superiores se realiza fácilmente a través de escaleras mecánicas, y la explanada que rodea el edificio permite proporcionar servicios de restauración a 40.000 espectadores simultáneamente. Uno de los aspectos que hace este estadio tan especial es la cubierta plegable, que garantiza la comodidad de los espectadores independientemente del clima. Cuando la cubierta permanece abierta, la hierba recibe luz solar y aire natural suficientes para mantenerse en condiciones impecables y, cuando el clima es adverso, puede cerrarse para cubrir toda la zona de asientos. Estructuralmente, la cubierta se sostiene gracias a un arco de 133 m de altura que sobrevuela el estadio. El arco, que sustituye las icónicas torres gemelas del antiguo edificio, se ilumina de noche y deviene un símbolo emblemático de Wembley y un punto de Londres inmediatamente identificable.

El estadio, que albergará las finales de fútbol de las Olimpiadas de 2012, está diseñado para ofrecer las condiciones ideales a este deporte. Su geometría y la pronunciada inclinación de las gradas garantizan que todos los espectadores, al margen de dónde se encuentren sus localidades, disfruten de una vista continua del partido. Con el fin de recrear el ambiente íntimo y el característico «rugido de Wembley» por los que el viejo estadio era famoso, los asientos se han situado lo más cerca posible del campo. Pese a ello, el diseño del edificio ha previsto también cambios futuros y la posibilidad de albergar un programa variado de acontecimientos musicales y deportivos. En caso necesario, puede adaptarse para acoger carreras de atletismo acordes a los estándares olímpicos.

Bocetos y dibujos

Desarrollo

Construcción

Cita

The stadium [Wembley] is approached along an axial approach which showcases the arched structure supporting the roof. The arch works immensely well both in terms of its immediate and long distance scale as an icon - it is an enormously successful London landmark. At a functional level the building appears to work with exemplary efficiency. It is an outstanding

practical achievement.”RIBA National Award citation, 2008

Datos y cifras

  • Adjudicación: 1996
  • Finalización: 2007
  • Superficie: 170 000m²
  • Altura: 135m
  • Capacidad: 90000
  • Cliente: Wembley National Stadium Limited
  • Colaborar Arquitecto: World Stadium Team: Foster + Partners and Populous
  • Ingeniero estructural: Mott Stadium Consortium
  • Supervisor de cantidades: Franklin and Andrews
  • Ingeniero de M+E: Mott Stadium Consortium

Premioss

  • World Architecture Festival, High Commendation (Sport category)
  • LABC National Built in Quality Awards – Overall Winner
  • LABC National Built in Quality Awards – Best Commercial Project
  • RIBA National Award
  • London District Surveyors Association Quality Awards, Best Commercial Project
  • London District Surveyors Association Quality Awards, Best Structural Innovation
  • London District Surveyors Association Quality Awards, Best Fire Engineering Innovation
  • RIBA Award,
  • Vodafone Live Music Awards – Best Live Music Venue,

Notas de prensa relacionadas: