El Foster 520 es la continuación de una serie de acertadas colaboraciones con Walter Knoll y es el primero de una nueva familia de sillones desarrollados específicamente para fabricación, en lugar de para un proyecto concreto. Aprovechando tanto técnicas artesanales tradicionales como métodos de producción modernos, esta butaca de piel y respaldo alto está diseñada para amoldarse a una amplia variedad de entornos de oficina y residenciales. La butaca se basa en tres patrones lisos cortados en piel y cosidos creando una única pieza fluida de mobiliario con la mínima cantidad de superficie posible. Su forma deriva de estudios de ergonomía y de una serie de prototipos, mientras que el perfil lineal refinado reduce visualmente el grueso de la butaca. Con la textura y la comodidad de una butaca de piel tradicional, el armazón exterior está fabricado en una piel resistente para monturas que contrasta con la suavidad de la tapicería interior. Ambos elementos conectan mediante una costura visible que sigue la línea de la butaca como el trazo de un boceto dibujado a mano. La butaca puede encargarse en una amplia variedad de colores, materiales y combinaciones y se entrega con un reposapiés aparte.

Desarrollo

Datos y cifras

  • Adjudicación: 2012