La sede de Ernst & Young se encuentra en la entrada a la zona del parque Vivaldi, en el nuevo distrito Zuidas, al sur de Ámsterdam. La torre, un encargo de ING, con su fachada reticular constituye un hito en la ruta que conduce a la ciudad. Este edificio de 24 plantas se divide en dos torres de 12 metros de anchura sin pilares y con placas de piso libres y flexibles. Los bloques presentan un perfil escalonado en planta para absorber la máxima luz natural posible y para aprovechar al máximo las vistas del norte de la ciudad. La fachada norte está completamente acristalada, mientras que el acristalamiento parcial, de un 30 %, por el este, el oeste y el sur limita la radiación solar. Junto con el almacenamiento de agua subterránea que incrementa el ahorro de energía para refrigeración, la estrategia medioambiental global resulta muy eficaz. Dan servicio a las oficinas —que están conectadas por un núcleo transparente común— espacios de reunión de doble altura y espacios sociales rebosantes de luz, lo que propicia la comunicación entre las distintas plantas. La estructura reticular de acero está revestida con aluminio plateado y se ve contrarrestada por unos paneles opacos de color negro que ocultan la posición de cada planta. Esta celosía recorre los 87 metros de altura de la fachada y otorga identidad al edificio. En la base del mismo, la altura de la estructura reticular crea un vestíbulo de tres plantas, mientras que en la cima de cada torre se han integrado terrazas orientadas al norte y al sur en la estructura. A las torres, que son un 10 % más eficientes de lo que dicta la normativa medioambiental neerlandesa, se accede a través de un patio verde provisto de un estanque situado debajo de una marquesina en voladizo. Este espacio, que define la relación entre lo público y lo privado, acoge funciones sociales, como el restaurante del personal, la terraza, el auditorio y el bar, agrupados en torno al patio verde. Junto con el tejado verde del edificio del restaurante, el estanque realiza una importante aportación medioambiental. El 65–% de las aguas pluviales se conserva in situ, mientras que la escorrentía fluye hacia el sistema de canales de Ámsterdam controlando los niveles de agua cuando se registran niveles máximos de precipitaciones. El estanque se limpia de forma natural mediante un biotopo de cañas, nenúfares y gramíneas.

Bocetos y dibujos

Desarrollo

Datos y cifras

  • Adjudicación: 2002
  • Finalización: 2008
  • Superficie: 30 000m²
  • Altura: 84m
  • Cliente: ING Real Estate Development NL
  • Colaborar Arquitecto: Bureau Bouwkunde Rotterdam BV
  • Ingeniero estructural: Aronsohn Raadgevende Ingenieurs BV
  • Supervisor de cantidades: Basalt Bouwadvies
  • Ingeniero de M+E: Hiensch Engineering BV
  • Arquitecto Paisajista: Atelier Dreiseitl