El pabellón nacional de los Emiratos Árabes Unidos ocupa un gran espacio próximo al centro de la Expo de Milán y se accede al mismo a través de su principal eje de circulación: el decumanus. Desde aquí, los visitantes se encaminan a la boca de un espacio parecido a un cañón, definido por dos muros ondulados de 12 metros de altura. Influenciado por antiguos principios urbanísticos, el interior del pabellón evoca las estrechas calles peatonales y los patios de la ciudad tradicional del desierto, y su reinterpretación contemporánea en el plan director de la ciudad ecológica de Masdar. Sus altos muros se prolongan por los 140 metros del recinto en una serie de ondas paralelas, unificando los espacios para visitantes con un lenguaje formal dinámico que representa las capas y la textura de las dunas de arena. Una suave rampa de subida conecta la entrada con el auditorio. Por esta vía se presentan en formato digital los acueductos que han sustentado históricamente la agricultura de la región. El camino lleva hasta un moderno auditorio dentro de un tambor situado en el centro del recinto. Después de la proyección, los visitantes continúan por un camino que les lleva a través de otras exposiciones interactivas y charlas digitales, incluida una presentación especial de Dubai como anfitriona de la Expo de 2020. Basándose en el lema de la Expo "Alimentar al planeta", el pabellón integra diversas opciones de restauración en torno al tema de la moderna comida de los Emiratos. El sendero de la exposición culmina en un verde oasis que conduce a una cafetería en planta baja, con un restaurante formal en la primera planta y una terraza-bar arriba. Para transmitir una sensación única de autenticidad, las zonas ajardinadas que rodean el pabellón están diseñadas para evocar el terreno y la flora de los EAU, mientras que la textura de las paredes se basa en imágenes de las dunas y representa los distintos tipos de arenas que se encuentran en los Emiratos. El diseño está dirigido a lograr la certificación LEED «Platinum» combinando principios pasivos y técnicas activas, desde la recogida de aguas pluviales en los jardines del tejado hasta la integración de células fotovoltaicas. Un aspecto muy importante es que el edificio está diseñado para reciclarse. Los paneles de los muros de GRC están sustentados por un armazón de acero, que se puede desmontar y reconstruir fácilmente de cara al posterior traslado del pabellón a los EAU.

Desarrollo

Datos y cifras

  • Adjudicación: 2013
  • Finalización: 2015
  • Superficie: 4,386m²
  • Altura: 12m
  • Capacidad: 785 people per hour
  • Cliente: National Media Council
  • Colaborar Arquitecto: Marco Visconti
  • Ingeniero estructural: Foster + Partmers
  • Supervisor de cantidades: Fraser Randall
  • Ingeniero de M+E: Foster + Partmers
  • Arquitecto Paisajista: WATG
  • Ingeniero de iluminación: David Atkinson
  • Consultores adicionales: Acoustic - Sandy Brown