En la sede de Caja Madrid, la caja de ahorros más antigua del país y el cuarto mayor grupo bancario de España, el estudio profundiza en su investigación para crear entornos de trabajo sostenibles, cuyo origen se remonta al diseño de una familia de rascacielos de oficinas, entre los cuales destacan las sedes de Commerzbank, Swiss Re y Hearst Corporation. El edificio ha permitido a Caja Madrid reunir por vez primera a sus 3.600 empleados en una sola ubicación en Madrid, en una estructura que transmite el enfoque ambiental moderno de la empresa.

La torre, de 55 plantas, ocupa el antiguo campo de entrenamientos del Real Madrid. El ayuntamiento madrileño distribuyó estos terrenos para erigir cuatro rascacielos nuevos. La Torre Caja Madrid es la más alta del grupo. Delimita una curva en el amplio Paseo de la Castellana, la «columna vertebral» de Madrid, y está orientada cuidadosamente para aprovechar al máximo las cualidades excepcionales de su emplazamiento. En términos de composición, el edificio puede contemplarse como un arco alto, en el que los núcleos de servicio y circulación enmarcan las plantas de oficinas. En la planta baja, un atrio acristalado de 22 m de altura marca la transición desde la calle y acomoda un auditorio de muros de vidrio «flotante» situado en una entreplanta. En lo alto del edificio, un hueco debajo de la sección más alta del «portal» alberga las turbinas de viento, que aportan al edificio una proporción importante de la energía eléctrica consumida.

Si bien el edificio se concibió como sede corporativa, también presenta la flexibilidad necesaria para ser subalquilado parcialmente si fuese preciso, lo que permitiría a Caja Madrid ampliar o contratar fácilmente su espacio en el futuro. Este grado de adaptabilidad emerge, en parte, del desplazamiento de los núcleos de servicio a los extremos de las plantas, una estrategia empleada por primera vez en el diseño del Hongkong and Shanghai Bank, que permite crear tramex de 1.200 m2. La orientación de norte a sur aprovecha al máximo la sombra natural y dirige la luz solar de ángulo bajo hacia los núcleos, un aspecto que presenta la ventaja añadida de enmarcar vistas espectaculares de la Sierra de Guadarrama al norte y del centro de Madrid al sur. Estrategias como el triple acristalamiento de las fachadas de las oficinas mejoran aún más la eficiencia energética del edificio.

Bocetos y dibujos

Desarrollo

Construcción

Datos y cifras

  • Adjudicación: 2002
  • Finalización: 2009
  • Superficie: 56 250m²
  • Altura: 250m
  • Cliente: Repsol YPF
  • Colaborar Arquitecto: Gonzalo Martínez-Pita Copello
  • Ingeniero estructural: Halvorson and Partners, Arquing
  • Ingeniero de M+E: Aguilera Ingenieros S.A
  • Ingeniero de iluminación: Años Luz

Premios

  • Best Large Structural Project, awarded by the Structural Engineers Association of Illinois