La urbanización de Murezzan se encuentra en St Moritz, en la región de la Alta Engadina, uno de los valles más pintorescos de Suiza. Inspirado en la calidez de la arquitectura alpina tradicional, con sus típicos troncos apilados, sus chimeneas y sus acogedoras alcobas, el diseño reinterpreta estos elementos y materiales populares a la vez que aporta un estilo de vida urbano y contemporáneo en el corazón de una conocida estación de esquí. El proyecto incluía la remodelación integral de dos edificios existentes, el Albana Hotel (1907) y el Posthotel (1908), y la construcción de la Chesa, un edificio de apartamentos, así como la creación de 60 viviendas, boutiques, galerías y un restaurante. La renovación de los edificios existentes se basó en los planos originales y cambió el rumbo de una trayectoria reciente de modificaciones infructuosas. El arco de entrada y las dimensiones de los espacios interiores han sido restaurados y se han diseñado unas distribuciones exclusivas en los apartamentos que reflejan el carácter de los hoteles originales. El exterior se ha enlucido con el mortero esgrafiado típico de la región y los miradores se han realzado acristalados en toda su altura para ampliar las vistas del lago. El restaurante Posthaus, situado en la primera planta, evoca al «stüva» tradicional de Engadina, y combina un área de restaurante, cafetería informal y salón reservado donde poder reunirse, cenar o relajarse en St Moritz y deleitarse con las hermosas vistas. Se han restaurado todas las estancias y los techos abovedados del restaurante, junto con 24 ventanas neogóticas originales. Durante la noche, iluminan el espacio unas lámparas cilíndricas de vidrio de la colección Ilium, concebidas expresamente para el interior por el equipo de productos de diseño del estudio Foster. El nuevo bloque de apartamentos —la Chesa— linda con los antiguos hoteles a través de la Via Serlas, la calle comercial más exclusiva de la ciudad. La cara pública del edificio es su extremo norte, donde se proyecta la marquesina que una arcada de doble altura y alberga una sucesión de comercios acristalados. Una profunda faja de madera centra la atención en la curva de la calle, si bien la silueta del tejado es lo suficientemente baja como para no interferir con las vistas que ofrece el espectacular paisaje de los Alpes. En la parte posterior, las plantas del edificio están revestidas de madera y descienden por la pendiente formando apartamentos privados con amplias terrazas orientadas al sur. Los edificios están conectados mediante un pasaje soterrado bajo la calle, que conduce a un aparcamiento subterráneo.

Bocetos y dibujos

Desarrollo

Datos y cifras

  • Adjudicación: 2003
  • Finalización: 2007
  • Superficie: 9 259m²
  • Cliente: AG Post und Merkatorium
  • Ingeniero estructural: Holzbau Amann
  • Ingeniero de M+E: Edwin Keller AG