A fin de reinventar un producto habitualmente destinado al lugar de trabajo para utilizarlo en el entorno doméstico, Foster + Partners y la sección «Details» de Steelcase han diseñado la sencilla pero elegante lámpara de escritorio DASH, que incorpora la tecnología LED más moderna. Ya hace algún tiempo que los LED se consideran una alternativa viable a las luces fluorescentes e incandescentes, ya que tienen mayor durabilidad y un bajo consumo energético. Sin embargo, su uso se ha limitado a proporcionar una transferencia de calor suficiente mediante el diseño de una estructura adecuada para los estrechos haces de luz que emiten. A la hora de acometer el diseño, las prioridades fueron la calidad de la óptica y la potencia luminosa que debía ser excelente. También era vital que DASH exhibiera sencillez visual, expresada en su diseño técnico y de alta resistencia, y a la par luciera elegante en cualquier entorno. Muchas lámparas de LED se circunscriben a los sectores más decorativos del mercado, pues producen una luz de calidad pobre o poca intensidad. Con frecuencia suelen utilizarse «paneles» de LED, que proyectan múltiples sombras y distan mucho de ser una solución ideal. En su lugar, el equipo de diseño se propuso diseñar el cabezal en función de la tecnología y, tras un proceso riguroso de diseño e ingeniería, logró enfocar y controlar los LED. Pese a que se probaron varios de los LED más eficientes existentes actualmente, esta tecnología se halla en proceso de evolución continua, motivo por el cual la óptica del cabezal de la DASH se ha diseñado para poderse actualizar fácilmente y las fuentes lumínicas se revisan de manera constante para incorporar cualquier mejora en su eficacia. De este modo, la lámpara ofrece una ventaja adicional: los LED pueden utilizarse durante unas 50.000 horas pero, a diferencia de la mayoría de los dispositivos LED, que se convierten en residuos cuando se agota la luz, el cabezal DASH simplemente se cambia. Para mejorar todavía más las prestaciones ambientales del producto, la lámpara se desmonta fácilmente y todos los materiales y procesos de fabricación cumplen las normas BIFMA Nivel 1. En lugar de utilizar cables de PVC, la corriente se transmite por un circuito de gran fiabilidad incorporado en los brazos y articulaciones. Otro de los objetivos era conseguir unos brazos completamente equilibrados con doble articulación. De este modo, el usuario tiene un alto grado de control sobre el brillo y la intensidad luminosa tan sólo moviendo la lámpara. El movimiento es suave y preciso, con una resistencia mínima en las juntas, y la lámpara permanece exactamente donde se coloca. Su diseño se ha guiado por el principio del placer del uso. Uno de los mayores desafíos que superó este proyecto radicó en equilibrar los brazos en el interior de un perfil tan delgado y evitar el uso de cableado adicional y muelles vistos.

Datos y cifras

  • Adjudicación: 2010

Premios

  • The Mix North Interiors Awards, Interior Product of the Year