En el marco de un proyecto de talla mundial para una ciudad de talla mundial, el plan director de Milano Santa Giulia revela una visión amplia sobre el futuro de todas las ciudades. Estos ideales se aplican a escala local para elaborar un plan director que aporta una visión global, pero que es exclusivo para la topografía de Milán. Constituye al mismo tiempo un paradigma de un modo de vida limpio, integrado y sostenible para el futuro, y una oportunidad excepcional para crear un vecindario vibrante de usos mixtos que aproveche la tradición urbana tan característica de la cuidad. Milano Santa Giulia, que transforma la antigua zona industrial del sureste, representa una nueva puerta de entrada equiparable al Battery Park City de Nueva York y a la zona londinense de Canary Wharf. En lo que constituye la primera gran intervención en Milán en más de 50 años, este centro urbano combina viviendas, oficinas, comercios, restaurantes y cafeterías con instalaciones culturales tales como un centro de congresos y un espacio expositivo. Un elemento esencial de la lógica del plan director es la creación de generosos espacios verdes y un gran parque central que sirva de pulmón verde para la ciudad. La combinación de entornos compactos, densos y vibrantes con un espacio abierto, verde y ventilado, logra el equilibrio entre naturaleza y ambiente urbano creando un espacio público hermoso y seguro. El emplazamiento, de 1,1 millones de metros cuadrados, consta de tres parcelas de terreno diferenciadas destinadas históricamente a distintos usos industriales. El proyecto transforma estas zonas divididas y abandonadas en un todo orgánico, coherente y unificado. Con una excelente infraestructura de transportes a su servicio, Milano Santa Giulia goza de excelentes comunicaciones por carretera, por aire y por tren. También recorre el emplazamiento una línea de tranvía, que enlaza la estación de metro con el centro de Milán. Concebido para un matriz nutrida y diversa de residentes y visitantes, el espacio público es fundamental. El núcleo central de la urbanización es un paseo central de 480 metros de longitud, que mantiene una relación integral con varias plazas públicas. En sus extremos se intercalan el centro de congresos y unos multicines y constituirá una ruta peatonal principal a través de todo el emplazamiento. Se le ha dado una anchura de 24 metros para dejar margen para el tranvía, la vegetación y los elementos acuáticos, además de las rutas peatonales, a la vez que se conserva la sensación de escala e intimidad típica de las calles comerciales peatonales milanesas. La arcada de 6 metros de anchura crea espacios cubiertos a ambos lados, lo que permite utilizar este espacio exterior independientemente del clima. En lo referente a los materiales, se hará un uso contemporáneo de elementos tradicionales como la piedra para aprovechar las célebres tradiciones arquitectónicas de Milán y crear un nuevo núcleo cultural y comercial.

Datos y cifras

  • Adjudicación: 2003
  • Superficie: 708 000m²
  • Cliente: Milano Santa Giulia S.p.A., Mr Zunino
  • Colaborar Arquitecto: URBAM, RAUM SRL, Paolo Caputo Partnership, Planikon AG - Arch. Castore
  • Ingeniero estructural: MSC Associati S.r.l.
  • Supervisor de cantidades: Larry Smith Italia
  • Ingeniero de M+E: Progettisti Associati s.p.a.
  • Arquitecto Paisajista: West8
  • Consultores adicionales: Battle McCarthy, TRM, Ariatta, Studio Tecnico Zaccarelli