El World Trade Centre de San Marino fusiona diversos aspectos importantes de la arquitectura de Foster and Partners y, más concretamente, la creación de un nuevo espacio público, la regeneración urbana y los beneficios medioambientales a largo plazo derivados de unas construcciones para usos mixtos dotadas de flexibilidad. El World Trade Centre de San Marino brindará un espacio habitable y de trabajo para la población local pero, sobre todo, generará un espacio público nuevo y apasionante con comercios, restaurantes y cafeterías. No es tan solo un edificio: es un catalizador de la regeneración urbana. La adaptabilidad es esencial para el futuro de nuestras ciudades. Los modelos de trabajo han adquirido mucha mayor flexibilidad en las dos últimas décadas y, no cabe duda de que seguirán cambiando para adaptarse a los avances tecnológicos. No podemos predecir el carácter concreto de estos avances, pero podemos inculcar flexibilidad a la estructura de los edificios de modo que puedan seguir siendo útiles cuando cambien las circunstancias. El World Trade Centre de San Marino es un buen ejemplo de ello. El proyecto representa una conclusión lógica de la propuesta de usos mixtos pues, además de combinar apartamentos, oficinas, comercios y restaurantes en el seno de un mismo edificio, ofrece una estructura que permite adaptar fácilmente las unidades independientes, de oficinas a apartamentos, si surgiera la necesidad en el futuro. El complejo brinda también otra instalación pública: un aparcamiento, muy necesario, que da servicio tanto al complejo como a la comunidad local. Nadie quiere asomarse desde el edificio nuevo y contemplar un océano de automóviles, por lo que el aparcamiento se ha integrado en el emplazamiento, y queda parcialmente enterrado. La exploración del contexto físico ha dado lugar a una solución adaptada a la cultura y el clima locales. Adaptando las tradiciones locales de esta región vitivinícola, hemos creado una pérgola —una cubierta enrejada sobre la cual se entrelazan plantas trepadoras— que cubre el aparcamiento y genera sombra natural para los vehículos y un atractivo escudo visual. Un edificio no debe contemplarse aislado sino como parte de un contexto urbano más amplio. Combinando espacio de oficinas, apartamentos e instalaciones de ocio, el World Trade Centre de San Marino creará un nuevo espacio público en la ciudad y actuará como un imán para el desarrollo del futuro. El edificio del World Trade Centre se convertirá en un referente moderno e icónico de la zona y en un símbolo de la inversión de San Marino en su futuro económico.

Bocetos y dibujos

Desarrollo

Datos y cifras

  • Adjudicación: 1999
  • Finalización: 2004
  • Superficie: 47 000m²
  • Altura: 40m
  • Capacidad: 280
  • Cliente: Gruppo Gecos. Spa Rimini (Centro Direzionale San M
  • Colaborar Arquitecto: Studio Antao
  • Ingeniero estructural: Studi Antao
  • Supervisor de cantidades: Davis Langdon and Everest
  • Ingeniero de M+E: Servizi Tecnici per l Ambiente
  • Arquitecto Paisajista: F. Piva, S. Dell'Orto, R. Bacchilega

Notas de prensa relacionadas