Routemaster

Londres, Reino Unido
2008

Llevado a cabo en colaboración con Aston Martin para el concurso convocado por la empresa de transportes metropolitanos londinense, Transport for London, con el propósito de diseñar un nuevo autobús para la capital, este diseño ganador ex aequo desafía las ideas preconcebidas con un vehículo respetuoso con el medio ambiente y accesible que reinventa para la era moderna un símbolo tan querido de Londres. Tras un intenso período de investigación que incluyó recabar la opinión de pasajeros, conductores y revisores, el equipo trabajó en el diseño de un nuevo autobús partiendo de cero. Ello permitió tomar en consideración un amplio espectro de aspectos, incluida la disposición, el uso de los materiales, la potencia del motor, la experiencia de los pasajeros y el impacto del autobús en el entorno urbano. El autobús está diseñado para transitar por las densas y variadas calles de Londres y emplea tecnologías innovadoras que permiten una maniobrabilidad y conservación energética mayores. La cabina del conductor, donde se ha potenciado la seguridad, proporciona vistas panorámicas e incorpora monitores para supervisar las imágenes del CCTV y comunicaciones por radio con el revisor que viaja a bordo del autobús. Como si de un automóvil o edificio se tratara, el diseño evolucionó en respuesta a las necesidades de sus usuarios. La disposición, la iluminación y los suelos de madera persiguen potenciar la sensación de calidez y comunidad. La disposición de las plataformas responde a la búsqueda de comodidad, y se ha recurrido a una selección de tapicería de cuero reconstituido para conferir un aspecto táctil de «salón», sobre todo en el nivel inferior. El nuevo autobús está preparado para ofrecer un nivel de emisiones nulo, ofrece una accesibilidad total y establecerá nuevos estándares en materia de vehículos de servicios públicos sostenibles. Los pasajeros que viajan en el nivel superior disfrutan de vistas a través de una cubierta acristalada que incorpora paneles solares para absorber la luz y generar energía. La luz natural se filtra para controlar la temperatura en el interior. El diseño de este autobús vuelve a incorporar el acceso abierto en la parte de atrás que tanta popularidad aportó al Routemaster original de Londres hasta que se retiró del servicio general. Esta puerta se complementa con otra lateral que facilita el acceso a las personas con movilidad reducida y a las familias con niños pequeños.