Apartamentos y estudio en Riverside

Londres, Reino Unido
1986 - 1990

Riverside es un ejemplo pionero de un edificio que combina vida y trabajo en una misma ubicación. Los ejemplos contemporáneos de esta idea escasean en Gran Bretaña, y los pocos que existen rompen con las directivas urbanísticas tradicionales, que suelen crear zonas separadas para usos residenciales, comerciales e industriales. Situado en la orilla sur del Támesis, cerca del Albert Bridge, anteriormente el emplazamiento ofrecía un panorama de abandono urbano. La estrategia para su renovación pasó por crear un nuevo entramado de rutas peatonales y rehabilitar el muelle adyacente. Como consecuencia de ello, esta franja ribereña se ha hecho accesible al público y se han establecido conexiones con las calles aledañas, donde ha fraguado una nueva cultura de bares y cafeterías. El edificio en sí consta de ocho plantas. El estudio de Foster and Partners ocupa las tres inferiores y en las cinco superiores se encuentran los apartamentos, todos con vistas espectaculares del río. Un patio privado facilita el acceso independiente y la seguridad a los inquilinos del edificio, mientras que, en la parte posterior del emplazamiento, un pabellón de dos plantas acomoda espacio adicional para estudios y una fotocopistería. Al estudio principal, un volumen de 60 m de longitud y doble altura situado en la primera planta, se accede mediante una galería iluminada con lucernarios. A lo largo del extremo sur, una entreplanta alberga salas de reunión y presentación, además de una biblioteca y un banco de imágenes, y en la parte inferior hay una tienda de maquetas de última generación. Todo el mundo en el estudio, al margen sea cual sea su empleo, tiene un espacio en una de las amplias mesas de trabajo; en sí, se trata de una configuración muy fluida, sin divisiones entre el diseño y la producción. Abierto veinticuatro horas al día, los siete días de la semana, en el edificio se respira un ambiente alegre gracias al personal joven y cosmopolita (la media de edad ronda los treinta años, y se habla una cifra parecida de idiomas). La mayoría de los estudios mantienen a los visitantes a una cierta distancia. En cambio, el estudio de Foster es completamente abierto. Los visitantes pueden disfrutar de la cafetería, el centro social de la oficina, donde se celebran reuniones, tanto formales como informales, en pleno proceso creativo.


Location: http://maps.google.com/maps?ll=51.48047,-0.16832
Area: 13 000 m²