El objetivo del diseño del Post Haus no era solo crear un bar-restaurante de lujo, sino generar un espacio del que carecía St Moritz: un punto de encuentro que permaneciera abierto todo el día, popular en sí mismo y, al mismo tiempo, evocador del refugio alpino tradicional, donde las personas puedan acudir a relajarse, tomar una copa, comer o simplemente a leer la prensa y empaparse de las mágicas vistas. El Post Haus forma parte de la urbanización de Murezzan en St Moritz, que implicó la construcción de un nuevo edificio, la Chesa, y la remodelación para uso residencial de dos hoteles de principios del siglo xx: el Albana Hotel y el Posthotel. Paradigma de una renovación adaptable y sutil, ha contribuido a reforzar y renovar el centro urbano de St Moritz.

El Post Haus se ubica en la primera planta del Posthotel y ofrece vistas al lago a través de los arcos góticos acristalados de las ventanas. Con capacidad para 180 comensales, alberga dos zonas destacadas: un bar informal con sofás de cuero y un restaurante más formal. En la línea del Harry’s Bar de Venecia, que cambia de personalidad a lo largo del día, el Post Haus es un lugar para detenerse a tomar un café por la mañana o almorzar en una sencilla mesa frente a una chimenea. Por la noche se extienden los manteles y la hora de la cena deviene más formal. La chimenea, flanqueada por estanterías de acero llenas de leños apilados, recalca el ambiente íntimo y supone una interpretación contemporánea de un stüva o salón tradicional de Engadina.

El objetivo era generar una secuencia de espacios que se antojaran cómodos y atemporales y evocaran la sencillez suiza. Algunas paredes se han acentuado con tonos terrosos y el principio rector de la decoración reside en una secuencia de grandes imágenes en blanco y negro del valle de Engadina tomadas por el legendario fotógrafo de St Moritz Albert Steiner. Cada aspecto del interior, desde el mobiliario hasta la parrilla de madera que compone la pieza central del restaurante, presenta un diseño específico, en el cual intervinieron artesanos locales, a quienes se encargó elaborar los complementos, como la parrilla y las chimeneas. La característica familia de lámparas de vidrio se concibió y fabricó en exclusiva en el estudio Foster. Posteriormente, el concepto se amplió para dar forma a la gama Illium para el fabricante de lámparas italiano Nemo.

Cita

"I didn’t want to create just another luxury restaurant but something that St. Moritz didn’t have: a meeting point that was always open

popular in its own way but with the fascination of St. Moritz’s old traditional venues, where people can relax, have a drink, a meal or just read the newspapers and soak up the magical view."Norman Foster

Datos y cifras

  • Adjudicación: 2005
  • Finalización: 2006
  • Superficie: 450m²
  • Cliente: Keystone Developments
  • Colaborar Arquitecto: Kuechel Architects
  • Consultores adicionales: Oscar Marine Brandi, Madrid