El Palacio de la Paz, concebido como un centro mundial en pro del entendimiento de las religiones, alberga una ópera de 1.500 localidades, instalaciones educativas y un centro nacional para los distintos grupos geográficos y étnicos kazajos. El interior se organiza en torno a un vertiginoso atrio central, animado por los juegos de luz provocados por una vidriera obra del artista Brian Clarke, y desempeña un papel simbólico y también funcional. La cámara de la asamblea situada en la parte superior del edifico se apoya en cuatro pilares inclinados,«las manos de la paz», y unos ascensores conducen a un área de recepción ajardinada: «los jardines colgantes de Astana». La paleta de materiales varía conforme los delegados avanzan por el edificio, desde la negra piedra del vestíbulo de entrada hasta los suelos de granito en tono gris pálido situados en la parte superior, y el marcado contraste de la ópera, una suntuosa combinación de cálida madera y tapicería roja. Al llegar al vértice de la pirámide, la imponente geometría de la arquitectura cobra vida gracias a un interior de luz, reflejos y color.

Bocetos y dibujos

Construcción

Datos y cifras

  • Adjudicación: 2004
  • Finalización: 2006
  • Superficie: 35 000m²
  • Altura: 62m
  • Capacidad: 1500
  • Cliente: Sembol Construction
  • Colaborar Arquitecto: Tabanlioglu Architecture & Consulting (Istanbul)
  • Ingeniero estructural: Buro Happold (London), Arce (Istanbul)
  • Ingeniero de M+E: GN Engineering & HB Technik (Istanbul)
  • Arquitecto Paisajista: DS Mimarlik
  • Ingeniero de iluminación: Studio Dinnebier (Berlin)
  • Consultores adicionales: Sound Space Design, Karina Fire Consultants (Ankara), Brian Clarke

Notas de prensa relacionadas