La City londinense y sus alrededores se caracterizan, en su mayor parte, por unos edificios relativamente bajos sobre una trama urbana esencialmente medieval. En este contexto, el diseño de nuevos edificios se convierte en un ejercicio de búsqueda de equilibrio entre los requisitos comerciales, la necesidad de flexibilidad y el respeto por el carácter histórico de la zona y los materiales tradicionales. Este edificio de ocho plantas se sitúa en una zona especialmente sensible de la City, al sur de Guildhall, y próximo a dos casas gremiales del siglo XIX: Wax Chandlers Hall y Goldsmiths Hall. El edificio adopta un modelo óptimo para el desarrollo de nuevas oficinas en la City: planchas de suelo de 18 metros de profundidad envuelven a un atrio central que desciende un nivel con el fin de aportar luz diurna al piso situado en el sótano, diluyendo así las distinciones convencionales entre la planta baja y las plantas subterráneas. Para realzar esta sensación de luminosidad y espacio, todos los ascensores y los vestíbulos están acristalados permitiendo el paso de la luz solar por los espacios destinados a la circulación. En el exterior, las torres de escaleras dispuestas en las esquinas, que anclan visualmente el edificio, se han revestido con piedra caliza, y los muros de piedra que las revisten lateralmente se introducen en el edificio ofreciendo un punto de continuidad entre el interior y el exterior. Las fachadas de altas prestaciones, dotadas de lamas para controlar la captación y el reflejo solar, se han concebido con la idea de maximizar el nivel de luz natural, minimizar el consumo energético y asegurar el confort ambiental. El proyecto aprovecha un emplazamiento delimitado prácticamente en su totalidad por calles para crear un edificio independiente, un logro relativamente raro dentro de la City. Al sur, se retranquea con respecto al límite de la parcela para forjar una relación de respeto con el Wax Chandler’s Hall. El pasaje resultante entre ambos edificios se abre hacia un pequeño patio público, utilizado como atajo para acceder a la contigua Gutter Lane o, sencillamente, como un lugar para relajarse a la hora del almuerzo. Así, el edificio, además de constituir un espacio de trabajo iluminado y flexible, también realza el diseño tradicional de las calles y los pasajes que dan ese encanto tan especial a la City.

Bocetos y dibujos

Desarrollo

Datos y cifras

  • Adjudicación: 1996
  • Finalización: 2003
  • Superficie: 34 224m²
  • Altura: 33m
  • Capacidad: 3966
  • Cliente: Standard Life Investments
  • Ingeniero estructural: Waterman Partnership
  • Supervisor de cantidades: Davis Langdon and Everest/Mott Green Wall
  • Ingeniero de M+E: Roger Preston & Partners
  • Arquitecto Paisajista: Charles Funke Associates
  • Ingeniero de iluminación: Claude Engle

Premioss

  • The Worshipful Company of Chartered Architects New City Architecture Award for 2004 – Commendation,
  • Civic Trust Award