Fundado en 1870, el Museum of Fine Arts de Boston es uno de los museos de arte más grandes de Estados Unidos y uno de los mejores del mundo, y recibe más de un millón de visitantes al año. Sin embargo, como ocurre con muchas instituciones de esta índole, con el paso del tiempo sus instalaciones resultaron insuficientes para acoger esta afluencia de visitantes. En términos arquitectónicos, el proyecto incorpora temas explorados en el Reichstag y en el Gran Patio del British Museum, como son la combinación de lo nuevo y lo antiguo y el estrechamiento de los vínculos con la comunidad mediante la transformación del edificio del museo en un espacio más abierto y accesible. La parte nuclear del plan director para el museo es la restauración de la lógica de la planta Beaux-Arts del edificio, concebida por el arquitecto Guy Lowell en 1907. El eje central se ha reafirmado al volver a introducir la entrada principal al sur, en la avenida Huntington, y al volver a abrir la entrada norte. En el núcleo de este eje descansa un nuevo centro de información, que es donde comienza la visita a las galerías. Entre los dos volúmenes principales del edificio se ha insertado una estructura de vidrio autoportante, una «columna vertebral acristalada», para crear el ala dedicada al arte de las Américas. Repartida en cuatro plantas e integrada por 53 galerías, esta nueva ala ha ampliado considerablemente el espacio expositivo del museo y ha permitido añadir unas 5.000 obras de arte de la colección a la exposición permanente. En el punto de confluencia entre la columna vertebral acristalada y el eje central se encuentra un patio interior que existía previamente en una suerte de «cofre» de vidrio. Este elemento ayuda al visitante a orientarse, además de acoger una cafetería y una galería adicional para exposiciones especiales en el nivel inferior. Diseñado para ser sumamente eficiente en términos energéticos, el patio interior se ilumina con luz natural y todas las galerías nuevas cuentan con avanzados sistemas de control climático. Los espacios de las galerías están configurados para que el arte se exponga con un uso más lógico de la claridad y la luz. Alrededor del museo, el nuevo paisajismo busca afianzar los lazos con el parque Back Bay Fens, originalmente trazado por Frederick Law Olmsted, arquitecto del Central Park neoyorquino. El diseño paisajístico adopta la tradición romántica de Olmsted, con sus senderos sinuosos y jardines informales, para así llevar la vegetación del Back Bay Fens hasta el interior del edificio.

Bocetos y dibujos

Construcción

Datos y cifras

  • Adjudicación: 1999
  • Finalización: 2010
  • Superficie: 103 000m²
  • Altura: 21m
  • Cliente: Museum of Fine Arts, Boston
  • Colaborar Arquitecto: Childs Bertman Tseckares Inc
  • Ingeniero estructural: Weidlinger Associates
  • Supervisor de cantidades: Davis Langdon
  • Ingeniero de M+E: Shooshanian Engineering Inc.
  • Arquitecto Paisajista: Gustafson Guthrie Nichol Ltd
  • Ingeniero de iluminación: George Sexton Associates

Premioss

  • Boston Society of Architects' People’s Choice Award
  • Preservation Achievement Award, Boston Preservation Alliance
  • RIBA International Award

Notas de prensa relacionadas:

Obtener indicaciones

Horario de apertura:

Monday and Tuesday 10am - 4.45pm
Wednesday - Friday 10am - 9:45pm
Saturday and Sunday 10am - 4:45pm

Página web:

www.mfa.org