Murray Mews consta de tres viviendas, cada una de ellas ubicada en una parcela muy pequeña. Una interpretación acertada de la normativa de construcción y urbanismo permitió concebir un diseño que aprovechara de la manera más eficaz el emplazamiento, ubicando los edificios directamente en el límite frontal, cosa que permitió crear un patio privado en la parte posterior y dotar de coherencia visual a la callejuela. La planificación interior de cada vivienda se adecuó a las necesidades particulares de los inquilinos: un doctor amante del arte, una pareja de abogados y un artesano consagrado. La iluminación con lucernarios y la búsqueda de intimidad tuvieron mucha importancia en el diseño. La puerta principal abre directamente a la cocina, situada en un nivel algo superior, a la cual se accede salvando unos escalones. Por encima de la encimera y una mesa de hormigón fija, la cocina conecta con el salón, donde una pared acristalado permite disfrutar de vistas al patio trasero. Dicho muro acristalado, al igual que el que separa la cocina y el comedor en la casa Creek Vean, se ubica un metro más allá del remate del techo con el fin de permitir al entrada de más luz natural en la estancia. De pie, desde la cocina, se aprecia la alternancia de la zona iluminada por el lucernario, seguida por el espacio más íntimo y con iluminación más tenue del salón y, de nuevo, por una franja más luminosa a lo largo de este muro acristalado. Con un ángulo paralelo a inclinación de la cubierta acristalada de la cocina, de doble altura, una escalera abierta asciende hasta el cuarto de baño y los dormitorios, y unos escalones adicionales conducen a una larga galería de arte iluminada con lucernarios. Desde un hueco en la pared que cierra este espacio, puede contemplarse la cocina como si del palco de un teatro se tratara. El patio, el salón, la cocina y la «buhardilla» acristalada establecen una relación espacial continua; solo los dormitorios y el cuarto de baño situados en el nivel intermedio en forma de U de la casa constituyen estancias cerradas y separadas. Pareciera como si el Gran Vestíbulo medieval inglés se hubiera reducido a una miniatura, con la cocina en su epicentro.

Bocetos y dibujos

Desarrollo

Citas

«Nos enfrentábamos a un emplazamiento minúsculo

del tamaño de un pañuelo; de ahí que, con vistas a optimizar la escasísima superficie disponible, optáramos por desplazar el edificio hasta la acera de la calle e incluir un patio mínimo en la parte trasera». Norman Foster, conferencia «Deleitarse en el diseño», impartida en la University of East Anglia, Norwich, 27 de noviembre de 1978 «El patio, el salón, la cocina y el altillo acristalado establecen una relación espacial continua; solo los dormitorios y el cuarto de baño situados en el nivel intermedio con forma de U de la casa se han cerrado. Pareciera como si el típico

Gran Vestíbulo” medieval inglés se hubiera reducido a una miniatura

con la cocina en su centro». Brian Hatton «La distribución interior de cada vivienda se adecuó a las necesidades particulares de los inquilinos: un doctor aficionado al arte, una pareja de abogados y un artesano consagrado. La introducción de lucernarios y la búsqueda de intimidad constituyeron los elementos fundamentales del diseño». Norman Foster, Foster Associates, 1979

Datos y cifras

  • Adjudicación: 1963
  • Finalización: 1966