El diseño del Millennium Bridge (o «puente del Milenio») surgió a partir de un proceso creativo de colaboración entre la arquitectura, el arte y la ingeniería. Desarrollado junto con el escultor Anthony Caro y el despacho de ingenieros Arup, el encargo respondió a un concurso internacional. El único puente de Londres completamente peatonal y el primer cruce nuevo que atraviesa esta parte del río Támesis desde hace más de un siglo, el Millennium Bridge enlaza el distrito financiero de la capital británica con la catedral de San Pablo al norte, y el Globe Theatre y la Tate Modern al sur, en Bankside. En tanto que elemento clave de las infraestructuras peatonales de Londres, ha generado nuevas rutas de acceso al municipio de Southwark y ha impulsado la actividad en el dique cercano a la catedral de San Pablo.

Estructuralmente, el puente va más allá de las fronteras de la tecnología contemporánea. Con sus 320 m de envergadura, se trata de un puente colgante muy poco profundo. Dos armaduras en forma de Y sostienen ocho cables repartidos a lo largo de los laterales de la plataforma de 4 m de anchura, mientras que los brazos transversales de acero sujetan los cables con abrazaderas a intervalos de 8 m para soportar la propia plataforma. Esta estructura revolucionaria implica que los cables no se elevan nunca por encima de los 2,3 m del nivel de la cubierta, lo cual permite que quienes cruzan el puente disfruten de unas vistas panorámicas prácticamente interrumpidas, además de conservar el campo de visión desde los edificios que se alzan a ambas riberas del río. Todo ello hace que el puente tenga un perfil excepcionalmente estrecho, que dibuja un esbelto arco sobre el agua. El puente, que de día recuerda a una cinta de acero plateada, se ilumina de noche para convertirse en una «espada de luz» resplandeciente.

El puente se inauguró en junio de 2000 y durante el primer fin de semana lo cruzó la asombrosa cantidad de 100.000 peatones. No obstante, a causa de este intenso tráfico, el puente experimentó un movimiento lateral mayor al esperado y se cerró temporalmente. La investigación y las comprobaciones exhaustivas revelaron que los pasos sincronizados de los peatones provocaron el movimiento, un fenómeno hasta entonces apenas conocido en el mundo de la ingeniería. La solución consistió en insertar discretos amortiguadores bajo la cubierta para mitigar el movimiento. El éxito de esta estrategia y la investigación acometida por los ingenieros ha supuesto cambios en los códigos de construcción de puentes de todo el mundo.

Bocetos y dibujos

Desarrollo

Construcción

Citas

Close up

it [the Millennium Bridge] is a wonderful assembly of almost organic components, that provide an ever-changing composition which reminds one of a 21st century version of something which could be seen in the natural history museum. A truly great addition to this historic river and city.”2003 RIBA Award citation

The bridge is a combination of technology and style .. It is not the cheapest way o getting across a river. It is a balance between efficiency

cost and beauty. That balance is emotional, it is not rational.”Tony Fitzpatrick, of Arup, quoted in Building design, 31 March 2000

Datos y cifras

  • Adjudicación: 1996
  • Finalización: 2000
  • Cliente: Millennium Bridge Trust
  • Colaborar Arquitecto: Sir Anthony Caro and Ove Arup & Partners
  • Ingeniero estructural: Ove Arup & Partners
  • Supervisor de cantidades: Davis Langdon & Everest
  • Ingeniero de M+E: Ove Arup & Partners
  • Ingeniero de iluminación: Claude Engle and Ove Arup & Partners

Premios

  • RIBA Award

Notas de prensa relacionadas: