Centro de Microelectrónica

Duisburgo, Alemania
1988 - 1996

El trabajo del estudio en Duisburgo dio comienzo hace casi veinte años con el Parque de Microelectrónica, que integraba edificios para empresas de nuevas tecnologías y configuró un nuevo parque lineal en el seno de un barrio residencial denso. El proyecto demostró el potencial de crear barrios de usos mixtos bellos, donde se combinan viviendas con lugares de trabajo. Los temas que subyacen bajo ese proyecto quedaron reforzados por el plan director de 1991 para la regeneración física y económica del puerto de interior, la guinda final de lo que hoy es Eurogate, donde la nueva construcción se combinó con una remodelación selectiva para conectar el muelle con el centro de Duisburgo y establecer un nuevo barrio urbano dotado de todas las instalaciones de una ciudad moderna. Dada la tendencia hacia las industrias manufactureras limpias y silenciosas, existe el potencial de crear nuevos tipos de vecindarios que integren lugares donde vivir, trabajar y jugar. En 1988 se redactó un plan director dirigido a integrar empresas de nuevas tecnologías (que estaban sustituyendo a la antigua industria pesada en el corazón del Ruhr) en el seno de un barrio residencial de Duisburgo. Duisburgo, el primer proyecto que ejecutó el estudio en Alemania, estableció nuevos planteamientos relacionados con la energía y la ecología, planteamientos que informarían un abanico de programas desarrollados en la década de 1990. El plan director configura un parque público ajardinado y tres nuevos edificios. El punto central de esta nueva urbanización es el Centro Telemático. De forma circular, con oficinas dispuestas en torno a un atrio en toda su altura, alberga el centro de gestión de todo el complejo y proporciona espacio para pequeñas y medianas empresas. El foro situado en el centro del edificio genera un espacio público para exposiciones, conferencias y actuaciones musicales, además de acoger un bar restaurante. El Centro de Microelectrónica, el edificio de mayores dimensiones, provee espacios multiusos flexible, como laboratorios, zonas de producción, aulas, oficinas y salas de reuniones. Con una situación climática común, tres lenguas de alojamientos se articulan mediante dos atrios acristalados que crean una zona de descanso a cubierto que acoge exposiciones, bares y cafeterías. Diversos dispositivos de sombra y refrigeración pasivos minimizan el consumo energético, gracias a lo cual se reduce la facturación y la necesidad de utilizar sistemas de control climático activos.


Location: http://maps.google.com/maps?ll=51.42967, 6.78845