Durante las fases iniciales de nuestro trabajo continuado en un plan director para el barrio de Wilhelminapier de Róterdam, Marine Safety International invitó al estudio a diseñar la sede de un simulador marino y proporcionar espacio para aulas y oficinas en el seno de la reconvertida terminal de la línea Holland-America. Los simuladores marinos se diseñan para enseñar técnicas de navegación y su uso está muy extendido en el diseño de puertos. El objetivo global, o el simulador de 360 grados, es una pieza de equipamiento compleja. Ocupa un tambor central de 11 m de altura rodeado por un inmenso volumen. Esta estructura se esbozó de manera espectacular y precisa en nuestras proyecciones en CAD. El simulador descansa sobre unos cimientos flotantes y aislados y se asienta en un nuevo edificio, que también alberga salas de reuniones y una pequeña zona de oficinas en la primera planta. La estructura existente del edificio de la línea Holland-America se ha reformado para albergar oficinas alrededor de todo el perímetro y acoger cuatro simuladores marinos de 250 grados en el extremo oriental. Los edificios nuevos y existentes están conectados mediante un atrio acristalado.

Bocetos y dibujos

Desarrollo

Datos y cifras

  • Adjudicación: 1992
  • Finalización: 1993
  • Superficie: 3000m²
  • Cliente: Marine Safety International
  • Colaborar Arquitecto: ABMA Dirks & Partners
  • Ingeniero estructural: Ingenieurs Buro ir J Zonneveld BV
  • Ingeniero de M+E: Raadgevend Technisch Buro van Heugten

Premioss

  • The 'Architectural Review' best European interior lighting scheme Hilight Award
  • 'Interiors' USA Award