Las metodologías de trabajo han cambiado enormemente en el transcurso de las décadas pasadas. Hoy en día, las oficinas presentan un aspecto más sobrio, flexible y dinámico y cada vez más acogen reuniones informales, que pueden cobrar la forma de una llamada telefónica o videoconferencia. El ideal de la oficina sin papeles y la necesidad de una comunicación eficaz han redundando en la eliminación del mobiliario tradicional, que en el pasado absorbía estos sonidos. En su lugar, se han instalado superficies duras, que presentan un desafío acústico para los diseñadores. La suma de ruidos distintos puede generar un entorno estresante que provoque cansancio, distracciones y un descenso de la eficiencia, aspecto que se aplica también a muchas salas de reuniones, donde los asistentes corren el riesgo de desconcentrarse rápidamente. El sistema de techo y pared Soft Cells se concibió inicialmente para su uso en la sede de Swiss Re en Londres. Los paneles de tejido tensado combinan los beneficios estéticos de los tejidos de diseño de alta calidad con un rendimiento acústico de gran eficacia y permiten a los arquitectos y diseñadores de interiores controlar la luz, la sensación, el color y el sonido en los espacios de trabajo. La idea de utilizar paneles de tejido como acabado arquitectónico se probó por vez primera en maquetas y prototipos en el estudio. El éxito de su instalación condujo a la posterior colaboración entre Art Andersen y Kvadrat, y el producto se ha fabricado desde entonces para su uso en una amplia gama de edificios, tanto comerciales como públicos.

Datos y cifras

  • Adjudicación: 2006
  • Cliente: Art Anderson