El complejo de oficinas de Agastya en Kurla, en el centro de Bombay, transformará un polígono industrial abandonado en una nueva y próspera comunidad empresarial radicada en un tranquilo entorno natural. Estratégicamente situado cerca del aeropuerto, el proyecto puede destinarse a crear oficinas de la máxima calidad con espacios flexibles para numerosos inquilinos o bien como sede emblemática de una gran corporación. Incluye cinco edificios de oficinas, de tres a siete plantas, con una serie de jardines aterrazados en los tejados. Sobre plano, la forma alargada de las placas de piso de las plantas de oficinas parecen dedos de punta curva que van paralelos, dando la impresión de una mano abierta: un gesto de bienvenida que será una de las primeras cosas que vean los pasajeros de los aviones que aterricen en Bombay. La entrada principal está provista de una marquesina que crea un efecto espectacular a la llegada a nivel de planta baja y sirve de protección contra el sol y las lluvias monzónicas. Dicha marquesina se extiende para guarecer al paseo comercial que atraviesa la planta baja superior de un extremo a otro, cortando los ramales de oficinas y creando así cinco áreas distintas. El techo está perforado por lumbreras circulares, que reflejan la forma curva del edificio y dejan pasar la luz del día al interior de las oficinas. Hay una jerarquía natural en la privacidad que va desde los jardines abiertos del perímetro hasta el paseo comercial, pasando por el café, el restaurante, las oficinas y las terrazas en el corazón del trazado. El espacio de oficinas es muy flexible: las placas de piso de 18 metros de anchura son adecuadas para alojar un parqué bursátil o un campus tecnológico diáfano o pueden adaptarse fácilmente para crear oficinas individuales en el perímetro o en el centro de cada planta. Se ha dado la vuelta a las áreas de servicio: por debajo de las bandas de acristalamiento de cada planta sobresalen un conducto de ventilación y una zona de almacenamiento creando un remate redondeado en la fachada, con revestimiento de acero inoxidable reflectante y bandas de aluminio anodizado bronce, que ayuda a sombrear la planta de debajo. El diseño de la fachada combina una gran luminosidad diurna natural con zonas de sombra exterior y una estrategia de ventilación que reduce al mínimo la necesidad de instalar falsos techos. El proyecto tiene una estrategia ambiental integral: las aguas pluviales se absorben en la cubierta verde y las aguas grises se reciclan, reduciendo el consumo de agua en un 50 %. Todas estas medidas contribuirán a establecer nuevas pautas en materia de rendimiento energético y a iniciar un proceso global de regeneración de la zona.

Construcción

Datos y cifras

  • Adjudicación: 2007
  • Superficie: 124 000m²
  • Cliente: Neptune Group
  • Consultores adicionales: Piers Heath Associates
    Abhikalpan Architects
    Spectral
    Daisaria Associates
    Sandy Brown Associates LLP
    Roger Preston & Partners
    Lerch Bates
    DosAdos