El plan director del Museo Imperial de la Guerra da continuidad al trabajo que desarrolla el estudio para adaptar y revitalizar edificios londinenses de gran importancia histórica. El proyecto supone una remodelación del museo actual con sensibilidad, mejorando el acceso y la circulación, abriendo los interiores a la luz diurna y a las vistas y estableciendo conexiones directas con el parque de alrededor. Esta remodelación se ha concebido para transformar la experiencia de los visitantes y se ha escalonado para que la inauguración de la primera fase coincida con el centenario de la Primera Guerra Mundial. El planteamiento mejora la unión del museo con el parque, creando una sola entrada accesible para todos bajo la actual escalera porticada. El nuevo patio delantero oval se convierte en una plaza pública, que equilibra visualmente el peso del edificio histórico y destaca el Museo Imperial de la Guerra como institución contemporánea, conservando la totalidad de la estructura existente. Se cambia la ubicación del bar y de la tienda al nuevo nivel de acceso inferior, en lugar de invadir el espacio de exposición. Externamente, las ventanas selladas de la planta baja a lo largo de la fachada oeste se convertirán en arcadas, en consonancia con el estilo del antiguo edificio hospital. Estas se abren directamente al parque, ampliando la zona de asientos de la cafetería y haciendo posible que se utilicen estas instalaciones fuera del horario de apertura del museo. El estudio ha desarrollado una estrategia a largo plazo para el interior del museo, basada en tres temas: «claridad y circulación»; «cronología» y «consolidación». Con las instalaciones para visitantes consolidadas en la base del edificio, una nueva abertura en el piso del vestíbulo central conecta los diferentes niveles y deja pasar la luz del día hasta el fondo. La circulación vertical se ha modificado para que los visitantes puedan ver y moverse de forma más intuitiva por la distribución cronológica de las salas de exposición, que se han renombrado, con una mayor claridad. Además, el techo abovedado se ha revestido de nuevo con un acristalamiento de altas prestaciones y una pantalla de sombreado para reducir al mínimo la radiación solar, abriendo al mismo tiempo el espacio del atrio a la luz y a las vistas. Se crea una nueva galería colgada bajo la cúpula que remata el salón central y se han evaluado las necesidades de conservación de las galerías existentes. El proyecto renovará los interiores con arreglo a la normativa ambiental vigente, agrupando las instalaciones de conferencias y enseñanza en una posición central. Los visitantes seguirán sintiéndose en un edificio histórico ya que se transformarán los equipamientos privados destinados al personal en galerías adicionales para presentar la extensa colección de arte del Museo.

Datos y cifras

  • Adjudicación: 2010
  • Finalización: 2014
  • Superficie: 22 500m²
  • Cliente: The Imperial War Museum
  • Ingeniero estructural: Buro Happold
  • Supervisor de cantidades: Turner and Townsend
  • Ingeniero de M+E: Buro Happold
  • Ingeniero de iluminación: George Sexton Associates
  • Consultores adicionales: Jonas Deloitte, Jonas Deloitte, Sandy Brown, Buro Happold, Alan Baxter & Associates LLP, Court Catering Equipment Ltd., Scott White and Hookins, Centre for Accessible