Las estaciones de ferrocarril, al igual que los aeropuertos, son a menudo los primeros edificios con los que entran en contacto los viajeros que llegan a la ciudad y desempeñan, por ende, un importante papel simbólico de puerta de entrada urbana. La estación EXPO de Singapur es la primera estación de transporte público rápido que se encuentran los visitantes de la ciudad cuando viajan en la nueva línea del aeropuerto Changi. Concebida para dar servicio al nuevo Expo Centre de Singapur, su diseño constituye al mismo tiempo una celebración de la llegada y una respuesta a uno de los climas más cálidos del mundo. Externamente, anuncian la presencia de la estación dos elementos de la cubierta muy escultóricos que se solapan para conferir un efecto visual de dinamismo y que parecen cernerse ingrávidos sobre la base de hormigón pesado. Un disco de 40 metros de diámetro, revestido de acero inoxidable, recubre el patio de taquillas y señala la entrada a la estación, y una figura con forma de hoja, forrada de titanio, recubre los andenes, y su sofito reflectante cobra vida con el constante reflejo de los viajeros y la circulación de los trenes. Un gran número personas utilizan la estación en las horas punta por lo que la creación de una claras líneas visuales y una sólida sensación de orientación fueron fundamentales para su diseño. En la planta baja, el vestíbulo es diáfano, con vistas a la calle por un lado y, por otro, a un exuberante jardín tropical situado entre la estación y el centro de exposiciones. Desde el vestíbulo y el patio de taquillas, situados a pie de calle, se accede a los andenes elevados por ascensor o escaleras mecánicas. El cerramiento es mínimo y un amplio corte practicado en la estructura del piso permite a los pasajeros atisbar los trenes que circulan por arriba. Desde el punto de vista medioambiental, la forma abierta de las estaciones aporta otros beneficios, pues propicia un flujo de aire frío por todo el edificio. La elección de los materiales de la cubierta también responde a motivos medioambientales. En el interior, la superficie de aluminio pulido refleja la luz natural y la proyecta por todo el edificio, reduciendo al mínimo la necesidad de iluminación artificial y, en el exterior, el revestimiento desvía los rayos del sol, ayudando así a crear un agradable microclima en los andenes, donde puede haber hasta cuatro grados menos que en el exterior.

Bocetos y dibujos

Datos y cifras

  • Adjudicación: 1997
  • Finalización: 2000
  • Superficie: 7 164m²
  • Capacidad: 17000 passengers at peak times
  • Cliente: Land Transport Authority
  • Colaborar Arquitecto: CPG Consultants Pte Ltd, PWD Consultants Singapore
  • Ingeniero estructural: Arup
  • Supervisor de cantidades: Davis Langdon and Seah
  • Ingeniero de M+E: Land Transport Authority Singapore
  • Arquitecto Paisajista: Cicada Singapore
  • Ingeniero de iluminación: Claude Engle
  • Consultores adicionales: Cicada Singapore, Claude Engle

Premioss

  • Architecture + Cityscape Awards – Winner of the Public Arts and Culture Category
  • Singapore Construction Excellence Award – Civil Category,

Características:

Anuncian la estación dos espectaculares estructuras de cubierta: un disco de acero inoxidable de 38 metros de diámetro que recubre el patio de taquillas, y una elipse de 200 metros de longitud, con un revestimiento de titanio que durará cien años, que resguarda el vestíbulo principal de pasajeros. Ambas cubiertas se solapan creando un efecto visual de dinamismo. En uno de Ios climas más cálidos del mundo, la elección de los materiales de la cubierta también responde a motivos medioambientales. El sofito de acero inoxidable refleja la luz del día y la proyecta hacia el vestíbulo, mientras que el revestimiento de titanio desvía los rayos del sol, ayudando así a crear un microclima en los andenes, que pueden llegar a tener cuatro grados menos que en el exterior.

Notas de prensa relacionadas: