El Eurogate es un imponente edificio nuevo y sostenible, que no generará emisiones nocivas para el medio ambiente, y ofrecerá instalaciones polivalentes para oficinas, hoteles y conferencias. Goza de una ubicación privilegiada en el puerto, y alarga las rutas peatonales y las atracciones públicas ya vdinámicas de por sí hasta el puerto interior de Duisburgo. La fructífera renovación urbana del antiguo puerto industrial se inició hace más de una década, y durante la ejecución de este ambicioso plan director se ha producido una drástica transformación de la zona, que se ha convertido en un emplazamiento dinámico junto al agua que sigue atrayendo a empresas y comunidades nuevas y florecientes. Estas mejoras integrales y de amplio alcance de la zona se deben en gran medida a la determinación y el vigor de la Duisburg Inner Harbour Development Company que sigue aplicando el programa original de Foster de 1991, vencedor del concurso, que se exhibe en sus oficinas de Hafenforum. La pieza final de dicho programa es el Eurogate, un complejo de oficinas situado junto al muelle. Situado posiblemente en el mejor enclave del puerto, el Eurogate es esencial para la ejecución satisfactoria del plan original para el futuro de Duisburgo. Con sus numerosas cafeterías y restaurantes, una galería de arte, nuevas viviendas, oficinas, edificios históricos rehabilitados y un nuevo parque, el puerto de Duisburgo se está convirtiendo en un floreciente centro comercial por derecho propio, que goza de excelentes nexos de transporte que enlazan con las principales ciudades y poblaciones a lo largo del río Ruhr. El Eurogate refuerza este creciente dinamismo y brinda unas instalaciones de ocio y de trabajo inmejorables y de gran calidad en la zona del muelle. Se trata de un edificio con forma de media luna cuyo volumen está intercalado por varios patios y un atrio que garantizan la ventilación natural, la penetración de la luz natural y las vistas al agua. Como parte de la geometría avanzada del armazón, se utilizan placas de piso racionales rectangulares para propiciar la rapidez y la rentabilidad de la construcción. En un afán de que sea un edificio que no genere emisiones nocivas para el medio ambiente, el Eurogate ocupa un enclave ideal orientado al sur, y la amplia utilización de la tecnología fotovoltaica resulta en esa fachada característica y genera una ganancia eléctrica suficiente para suministrar energía a 200 hogares familiares. A nivel de rasante habrá cafeterías, un paseo y unas escalinatas que desembocarán en el agua, mientras que se sigue trabajando en la configuración del interior de las oficinas que podrán adaptarse en función de las necesidades específicas.

Desarrollo

Datos y cifras

  • Adjudicación: 2006
  • Superficie: 41 500m²
  • Cliente: Innenhafen Duisburg Entwicklungsgesellschaft mbH
  • Ingeniero estructural: Werner Sobek Ingenieure
  • Ingeniero de M+E: Schmidt Reuter GmbH