Esta propuesta de torre eléctrica de alto voltaje respetuosa con el medio ambiente empató en el primer puesto en un concurso organizado por ENEL, la compañía eléctrica nacional de Italia, y se está instalando por todo el país. Se replantea el diseño de estos grandes objetos desde la base abandonado la configuración de «árbol de Navidad» en la que los cables reposan sobre unos brazos que brotan de un mástil, y se sugiere un planteamiento más elegante y aerodinámico. La torre está formada por dos armaduras elegantemente curvadas que se elevan desde el suelo y se unen para crear una estructura portante en forma de A y vuelven a bifurcarse para formar dos brazos. Dichos brazos desempeñan la función estructural de dos voladizos inclinados, pues comparten las cargas de los cables de transmisión, que están cuidadosamente agrupados en un triángulo equilátero, la disposición más compacta posible respetando las distancias de seguridad necesarias entre cada uno de los cables y la estructura de soporte. Concebida para la fabricación en serie, la torre es eficaz en términos de materiales, fabricación e instalación. Las torres se construyen en acero al carbono, que se galvaniza en caliente para proporcionarles una protección anticorrosiva, y su fabricación se divide en ocho componentes ligeros y prefabricados para facilitar el transporte y la instalación en lugares remotos. Los distintos componentes se atornillan entre sí y no se requiere soldadura in situ. Las torres pueden construirse de diferentes alturas para adecuarse a las distintas situaciones.

Bocetos y dibujos

Datos y cifras

  • Adjudicación: 2000
  • Altura: 72m
  • Cliente: Terna Spa, Gruppo Enel
  • Supervisor de cantidades: Davis Langdon & Everest
  • Consultores adicionales: Arup