En 1991, el estudio diseñó un plan director para la reforma de un emplazamiento de 89 hectáreas situado en el puerto interior de Duisburgo, el mayor puerto interior del mundo. El plan director del puerto interior vuelve a conectar el agua con el centro de esta ciudad situada en el valle del Ruhr, transformando un paisaje industrial en declive en un floreciente barrio urbano de uso mixto. Mediante la combinación de la rehabilitación selectiva de edificaciones existentes con edificios de nueva construcción, una gran parte del complejo es residencial y entre los distintos tipos de viviendas que alberga se encuentran los apartamentos de alquiler de bajo coste NF1. Diseñado para la asociación regional de la vivienda de Duisburgo, el bloque de apartamentos NF1 se ha dispuesto como un conjunto de casas adosadas de nueve volúmenes interconectados a lo largo de Philosophenweg, el «paseo de los filósofos» que discurre entre dos canales. El concepto de diseño refleja el carácter industrial de los almacenes que se han mantenido en la cara norte y de las construcciones residenciales contemporáneas y del parque de la cara sur, alternando materiales opacos y transparentes: el primero, más sólido, se ha revestido con baldosas de terracota de un color que combina con los ladrillos de los almacenes de grano que se han mantenido, mientras que las segundas están totalmente acristaladas, sombreadas por un brise-soleil horizontal. Los apartamentos están orientados de norte a sur, con los salones y comedores en la cara sur, rebosante de luz, y las habitaciones hacia el norte. La mayor parte de los 68 apartamentos son de una sola planta, y son de dos tamaños. Los apartamentos dúplex, más grandes, con salones de doble altura, ocupan las plantas superiores y los ángulos de los extremos de cada edificio. Todos los apartamentos de cada planta cuentan con su propia terraza o jardín de invierno. En el invierno, estos espacios contribuyen a la estrategia medioambiental del edificio, pues constituyen una barrera térmica adicional. Durante la primavera y el otoño, la apertura de una pared deslizante de vidrio permite la integración de los jardines en el salón, mientras que, en verano, las ventanas correderas de techo a suelo conectan totalmente el espacio exterior con el interior, maximizando la superficie útil. El calor se obtiene de la red de calefacción urbana y las aguas pluviales se recogen y se vierten en el canal más próximo, donde se filtran y se distribuyen al sistema de aguas global del plan director.

Bocetos y dibujos

Desarrollo

Datos y cifras

  • Adjudicación: 1997
  • Finalización: 2001
  • Superficie: 7 000m²
  • Cliente: THS, Essen
  • Ingeniero estructural: Ingenieur Buro Dr Meyer
  • Ingeniero de M+E: Buro Cosanne, Haustechnik H/L/S Electro
  • Consultores adicionales: Copijin

Premios

  • ''Lebensqualität in Siedlungen'' (Certified quality of living in residential areas)