El nuevo plan director del centro urbano de Duisburgo se basa en el éxito de la remodelación del puerto interior a mano de Foster + Partners y reforzará la transformación de Duisburgo en una ciudad vibrante, verde y sostenible. Duisburgo forma parte de una metrópoli y sufre la competencia de los centros comerciales regionales y de las ciudades colindantes. Para ser competitiva y forjarse una identidad, debe atraer a un compendio bien equilibrado de cultura, negocios y residentes. El plan director se propone reforzar el centro urbano como núcleo local y regional de comercio y entretenimiento y, por ende, incrementar su población. Así, se creará un entorno urbano sostenible donde una nutrida oferta de actividades de usos mixtos respaldará el crecimiento de la población y una mayor confianza en el transporte público, la bicicleta y los desplazamientos a pie. Una población regional de 11,1 millones de personas reside justo a una hora de allí, situando a Duisburgo en una posición privilegiada. Como segunda ciudad mejor conectada de Alemania, uno de los principales catalizadores del plan director se basa en la creación de nexos entre las infraestructuras de transporte público. Está previsto ampliar la zona comercial central que discurre junto a una importante arteria, la Königstrasse, y conectarla con una estación central de ferrocarril, mejorada, y con el intercambiador de transporte público y privado. El plan director ofrece zonas nuevas y amplias para la construcción de carácter fundamentalmente residencial, aunque también se incluyen oficinas, comercios e instalaciones de ocio y culturales. A tenor de lo anterior, se espera que la población del núcleo urbano se incremente en un 25 %, con lo que se fomentaría la regeneración y se atraería a un grupo socioeconómico más diverso. En el extremo norte de la zona comercial, se eliminarán de la Rathausplatz los espacios dedicados al tráfico y al aparcamiento para convertirla nuevamente en un foco urbano esencial para el tejido histórico regenerado. Unos nuevos edificios relevantes situados en puntos clave de acceso al núcleo urbano simbolizarán la ambición de Duisburgo y consolidarán su presencia. Ya se ha transformado una parte de los 114 kilómetros de Duisburgo orientados al agua, en la zona del Puerto Interior, para convertir un vertedero industrial en desuso en un entorno urbano diverso y atractivo. En esta misma línea, se construirán edificios residenciales nuevos en el centro urbano, en la zona que da al agua, y en torno a amplios espacios ajardinados para crear zonas íntimas y acogedoras a disposición de los residentes urbanos. El plan director aprovecha la amplia infraestructura de Duisburgo y la posibilidad de incrementar el uso del centro urbano, además de las mejoras en materia de medio ambiente, para promover una ciudad sostenible y atractiva en la que vivir.

Datos y cifras

  • Adjudicación: 2007
  • Cliente: City of Duisburg