La Stanford University se ha forjado una sólida reputación como centro de excelencia clínica. El Center for Clinical Sciences Research (CCSR) proporciona a la School of Medicine un laboratorio modular de última generación y espacio de oficinas para su programa de investigación del cáncer y otras enfermedades. Su diseño responde a las tendencias emergentes en la investigación biomédica interdisciplinar, fomenta la intercomunicación y configura espacios de trabajo flexibles y luminosos que posibilitan ampliar y reducir fácilmente los equipos de investigación.

El programa exigía crear laboratorios situados a escasa distancia entre sí, zonas de soporte centrales y oficinas. Dos alas simétricas enmarcan un patio sombreado que genera un entorno agradable para la interacción y se ha convertido tanto en el corazón social del edificio como en una popular vía circulatoria a través del campus. Las oficinas ofrecen vistas a este patio y hay una mampara de cañas de bambú que proporciona a sus ocupantes cierta privacidad. Los sistemas ambientales aprovechan el clima de Palo Alto, uno de los más benignos de Estados Unidos. Las oficinas se ventilan de manera natural la mayor parte del año (de hecho, solo requieren asistencia mecánica en los días de calor extremo) y los laboratorios y las oficinas disfrutan de luz natural. La actividad sísmica fue uno de los factores determinantes: el campus se ubica cerca de la falla de San Andrés y los laboratorios contienen material altamente sensible. Por ello, el edificio emplea un sistema estructural de paredes de arriostramiento de hormigón y los puentes que salvan el patio se apoyan en vigas pendulares en fricción que permiten que haya movimiento sísmico entre las alas.

A lo largo de los años, la Stanford University ha sido pionera en la adopción de nuevas perspectivas en el ámbito de la investigación clínica y científica. Más recientemente ha encabezado una transformación que apuesta por el enfoque interdisciplinar. El CCSR supuso la primera oleada de cambios en Stanford, consolidada ahora con la creación del Clark Center. En conjunto, ambos edificios han tenido una repercusión considerable en la arquitectura de las instalaciones destinadas a la investigación de todo el mundo. No solo han establecido nuevos estándares técnicos a escala internacional, sino que, además, consolidan un nuevo y emocionante entorno de investigación que fomenta la interacción entre las distintas disciplinas y personas como parte clave de la vida laboral.

Bocetos y dibujos

Desarrollo

Citas

Just as the project challenged the accepted perception of Stanford’s architectural vocabulary

it does an excellent job of supporting the still-evolving masterplan for the medical corner. In doing so, the project continues to invite interaction with a larger university community.”Lisa Findley, world Architecture, November/December 2001

The medical building’s design is an exquisite balance. Tying itself to the rest of the campus with several broad strokes

it also creates its own inward-looking world. [It] has captured the California way of work: you can work hard, but it’s alright to do it in a garden in the sunshine.”Alan Hess, San Jose Mercury News, 7 January 2001

Datos y cifras

  • Adjudicación: 1995
  • Finalización: 2000
  • Superficie: 21,588m²
  • Capacidad: 3189
  • Cliente: Stanford University
  • Colaborar Arquitecto: Fong & Chan Architects
  • Ingeniero estructural: Arup, San Francisco
  • Supervisor de cantidades: Davis Langdon & Everest, Adamson Associates
  • Ingeniero de M+E: Arup, San Francisco
  • Arquitecto Paisajista: Peter Walker & Partners
  • Ingeniero de iluminación: Claude Engle Associates
  • Consultores adicionales: Research Facilities Design, Brian Kangas Foulk, Walsh-Norris & Associates