Estación de metro de Canary Wharf

Londres, Inglaterra
1991 - 1999

La ampliación de la línea Jubilee del metro londinense es una de las actuaciones más impresionantes de patrocinio arquitectónico que ha tenido lugar en el Reino Unido en los últimos años. Comprende once estaciones nuevas realizadas por otros tantos arquitectos. La estación de Canary Wharf, proyectada por el despacho, es, con mucho, la de mayores dimensiones. De hecho, cuando finalice la urbanización de la zona, el tráfico de pasajeros en hora punta superará al de la estación de Oxford Circus, que en la actualidad es el destino de metro más concurrido de Londres.

La estación se construyó en el espacio que ocupaba el antiguo West India Dock utilizando técnicas de construcción de excavación bajo cubierta y, con sus 300 m de longitud, es tan larga como alta es la Canary Wharf Tower. En el nivel rasante, la cubierta de la estación está concebida en su totalidad como un parque apaisajado, que constituye el principal espacio recreativo público de Canary Wharf. Los únicos elementos visibles de la estación son las marquesinas de vidrio arqueadas que señalan las tres entradas y permiten el paso de la luz diurna hasta el vestíbulo de la estación. La espectacular concentración de luz natural en estos tres puntos de acceso realza la orientación y minimiza la necesidad de utilizar señalización direccional. Veinte hileras de escaleras mecánicas transportan a los pasajeros dentro y fuera de la estación, mientras que las oficinas administrativas, los quioscos y otras instalaciones se sitúan a ambos lados del patio de taquillas, un diseño que deja el vestíbulo principal despejado y transmite sensación de claridad y calma.

Debido al elevadísimo tráfico de la estación, los principios rectores del diseño fueron la durabilidad a largo plazo y la facilidad de mantenimiento. El resultado es una sencilla paleta de materiales resistentes: hormigón visto, acero inoxidable y vidrio. Esta estética robusta es más acusada en el nivel de los andenes, donde las paredes de los túneles de hormigón en crudo se han dejado a la vista. En contraste con la simplicidad de los materiales, la estación incorpora multitud de innovaciones sofisticadas en materia de seguridad y tecnología: los ascensores acristalados fomentan la comodidad de los pasajeros y disuaden del vandalismo; y el acceso a las vías queda bloqueado mediante pantallas situadas en los bordes de los andenes, que se abren alineadas con las puertas de los trenes. Las instalaciones de mantenimiento también se han mejorado: el cableado discurre bajo los andenes o por detrás de las paredes y se accede a él a través de puertas de servicio, lo cual permite llevar a cabo el mantenimiento de la estación entre bastidores.


Location: http://maps.google.com/maps?ll=51.50361,-0.01861
Area: 31 500 m²

Opening Hours:Mon - Sat 5:30 - 00:15, Sun 07:30 - 23:45