Foster + Partners ha diseñado dos nuevas y emblemáticas tiendas para Asprey, la empresa de artículos de lujo que ha renovado recientemente su marca. La primera de ellas, inaugurada en noviembre de 2003, ocupa un enclave privilegiado en la base de la torre Trump entre la Calle 56 y la Quinta Avenida de Manhattan. La tienda, construida junto a la imponente entrada principal de la torre Trump, ocupa tres plantas y abarca prácticamente toda la altura de los niveles más bajos del edificio, donde se retranquea su masa. Si bien se muestra respetuosa con la fachada de la torre, la tienda de Asprey no queda, en absoluto, eclipsada por ella. Claramente definida como una entidad discreta, destaca por las potentes líneas verticales de su frente acristalado, por los huecos lacados en pintura blanca brillante tras el escaparate (el interior y el exterior están pintados con un esmalte brillante para carrocerías) y por el cartel de la empresa, que se extiende horizontalmente entre las plantas intermedia y superior. Las vitrinas reposan sobre una base de granito, también con el logo de «Asprey» tallado en la piedra. Las ideas clave son el lujo y el más puro estilo británico, y el diseño se proponía reinterpretar la tradición londinense de Asprey, con un toque contemporáneo, y armonizarla en el contexto neoyorquino. Así pues, el diseño contiene marcados elementos que recuerdan a los escaparates curvos victorianos, pero, en este caso, la entrada está flaqueada por unas vitrinas curvas de líneas depuradas, fluidas y de una altura y a una escala inimaginables en una calle londinense del siglo XIX. La entrada central, que conduce a un espacio hueco de tres alturas, ayuda a expresar esta amalgama de tradición y modernidad ordenada: para lograrlo, fue necesario trasladar uno de los principales pilares estructurales del edificio al interior de la tienda. Dentro, los amplios suelos de caliza británica en tonos suaves y la lujosa moqueta Wilton, las imponentes escalinatas de mármol con antepechos de vidrio y pasamanos de bronce, y los ascensores translúcidos transmiten una sensación de calma, opulencia, luz y espacio. Para suavizar la transparencia de las vitrinas, espectacularmente altas, estas se han vestido con «cortinas» fabricadas con hileras de finas varillas de bronce. Al mismo tiempo, todo el vidrio de la tienda, incluidos los espejos y los antepechos, tiene un contenido en hierro muy reducido, lo que hace que sea completamente transparente, sin matices verdosos. Con sus 20.000 pies cuadrados, el interior constituye una zona de comercios inusualmente generosa en la que se exhiben productos que van desde joyas, piezas de plata, relojes, bolígrafos, objetos de cuero y porcelana, hasta lujosas prendas de confección y accesorios de moda. Algunos de los expositores están integrados en los pilares del edificio. Otros, diseñados para Foster + Partners por la firma italiana Molteni, se han fabricado con materiales tradicionales —caoba, bronce y vidrio— y recuerdan a los expositores originales de Asprey, si bien parecen perfectamente contemporáneos, y están sutilmente iluminados mediante fibra óptica. Las entreplantas se utilizan para exhibir la colección de libros raros de Asprey, y las moquetas y el mobiliario antiguo de la tienda han sido seleccionados para la marca por el diseñador de interiores David Mlinaric.

Desarrollo

Datos y cifras

  • Adjudicación: 2002
  • Finalización: 2004
  • Cliente: Asprey & Garrard
  • Colaborar Arquitecto: Leclere Associates (Architect of Record)
  • Ingeniero estructural: Cantor Seinuk Group
  • Supervisor de cantidades: Gardner and Theobold
  • Ingeniero de M+E: Thomas J Fiskaa Engineering
  • Ingeniero de iluminación: Kondos Roberts
  • Consultores adicionales: Mlinaric Henry and Zervidachi, Gardner and Theobald, Kondos Roberts

Obtener indicaciones

Horario de apertura:

Opening Times Monday-Saturday 10am to 6pm

Página web:

www.asprey.com