El nuevo puente de Arsta, en Estocolmo, se inauguró el día 28 de agosto. A la ceremonia de inauguración asistió Su Majestad el Rey Carlos XVI Gustavo de Suecia. Este elegante puente, que señala un momento histórico en la ampliación y la modernización de la red ferroviaria de Suecia, se extiende sobre la exuberante bahía de Arstaviken, donde su contorno rítmico interactúa con el puente de 1929 existente. La forma orgánica, de ola, ofrece una respuesta sensible al paisaje circundante y el pigmento rojo intenso del hormigón se hace eco de la madera en tono «rojo de Falun» utilizada en los edificios tradicionales de Estocolmo. Con 833 m de longitud, el puente completará al ya existente y aumentará de manera espectacular su capacidad con un impacto mínimo en el paisaje circundante. En el concurso internacional convocado en 1994 se seleccionó a Foster + Partners y Ove Arup para diseñar el nuevo puente de Arsta, que debía incorporar dos nuevas vías de ferrocarril, un carril bici y otro peatonal, y una carretera de acceso para los servicios de mantenimiento. En planta, el puente incorpora una curva y el intradós redondeado responde a la secuencia de fuerzas de curvatura pues la plataforma del puente avanza sobre los diez pilares de apoyo, que de sección elíptica. Esta geometría relajante responde a la tranquilidad de la bahía de Arstaviken, donde el puente parece desdibujarse en el paisaje. El encofrado utilizado para crear el intradós redondeado, confeccionado con tablones de madera maciza, remite a métodos de construcción tradicionales. El resultado es una pátina natural en la superficie del hormigón que imprime al puente una textura añadida y potencia aún más su integración sutil en el contexto. Las vías ferroviarias se han insertado en la parte superior de la sección de la plataforma, lo que ayuda a minimizar la propagación aérea del ruido de los trenes, ya que los muros «perforados» se han montado con cartuchos de acero silenciadores. Además, las vías discurren sobre una amortiguación para minimizar la vibración. El nuevo puente de Arsta llega en un momento en el que se están regenerando gran parte de las áreas industriales abandonadas adyacentes con vistas a Arstaviken, en las cuales, incluyendo un nuevo proyecto de usos residenciales y comerciales. Norman Foster, que asistió a la inauguración del puente, afirmó: «Nuestro diseño para el nuevo puente de Arsta se rige por el deseo de celebrar el impacto visual que tiene la bahía de Arstaviken al llegar a Estocolmo. Hemos intentado responder con sensibilidad al paisaje circundante, y para ello hemos concebido un puente que se funde de manera imperceptible en el entorno».

Desarrollo

Construcción

Cita

«No estamos ante un puente

sino ante una línea dibujada, una línea elegante y decidida generada en el color rojo tradicional de Suecia». Anna Ekelund, Forum, septiembre de 2005

Datos y cifras

  • Adjudicación: 1994
  • Finalización: 2005
  • Altura: 5.2m
  • Cliente: Swedish National Rail Administration (Banverket)
  • Ingeniero estructural: Ove Arup International
  • Consultores adicionales: Skanska

Características

El hormigón de color totalmente rojo ladrillo conocido como «rojo de Falun» establece un vínculo con la tradición sueca de edificios construidos con este material.

Notas de prensa relacionadas: