La torre que alberga la sede de Swiss Re es el primer rascacielos ecológico de Londres y un edificio perfectamente identificable en el perfil urbano de la City. Se apoya en un planteamiento radical desde el punto de visto técnico, arquitectónico, social y espacial. El edificio tiene 41 plantas y proporciona 76.400 m2 de superficie útil, en los cuales se incluyen oficinas y un centro comercial al cual se accede desde una explanada de reciente creación. En la parte superior del edificio hay una sala de reuniones que ofrece una espectacular vista panorámica de la capital británica.

Generado a partir de una planta circular, partiendo de una geometría radial, el perfil del edificio se ensancha a medida que asciende y se estrecha al llegar al vértice. Esta forma característica responde a las limitaciones del emplazamiento: el edificio se antoja más esbelto que un bloque rectangular de las mismas dimensiones y el hecho de que su perfil se estreche al descender hacia la base posibilita que el espacio público sea mayor en el nivel rasante. En términos ambientales, su perfil también contribuye a reducir la desviación del viento, en comparación con una torre rectilínea de un tamaño similar, lo cual ayuda a mantener un entorno agradable en el nivel de la calle. Asimismo, genera diferenciales de presión externa que se aprovechan para accionar un sistema de ventilación natural único. En el plano conceptual, la torre desarrolla ideas exploradas en el Commerzbank y, previamente, en la Climatroffice, un proyecto teórico realizado en colaboración con Buckminster Fuller que planteaba una nueva relación entre la naturaleza y el lugar de trabajo, y que presentaba un cerramiento eficiente en términos energéticos que suponía  descomponer los muros y la cubierta en un revestimiento triangular continuo. En este caso, la estructura arriostrada en diagonal de la torre permite contar con espacio en planta libre de columnas y con una fachada completamente acristalada que aporta luz y vistas al edificio.

Los atrios situados entre los dedos que irradian de cada planta se enlazan en el plano vertical y componen una serie de espacios informales de ocio que ascienden en espiral alrededor del edificio. Estos espacios, lugares para relajarse y zonas de encuentro, constituyen un nexo social natural y funcionan, y son, a su vez, los «pulmones» del edificio, pues distribuyen el aire fresco atrapado en el interior mediante la abertura de los paneles de la fachada. Este sistema reduce el uso del aire acondicionado y, junto con otras medidas sostenibles, posibilita que el edificio consuma únicamente la mitad de la energía requerida por torres de oficinas con sistemas de aire acondicionado convencionales.

Bocetos y dibujos

Desarrollo

Construcción

Datos y cifras

  • Adjudicación: 1997
  • Finalización: 2004
  • Superficie: 64 469m²
  • Altura: 180m
  • Capacidad: 4000
  • Cliente: Swiss Re
  • Ingeniero estructural: Arup
  • Supervisor de cantidades: Gardiner & Theobold
  • Ingeniero de M+E: Hilson Moran Partnership
  • Arquitecto Paisajista: Derek Lovejoy Partnership
  • Ingeniero de iluminación: Speirs and Major

Premioss

  • London Planning Awards, Best Built Project - 5 Years On
  • London Architectural Biennale Best Building Award
  • Civic Trust Award
  • LDSA Built in Quality Awards – Winner Innovation category,
  • Wallpaper 2004 Design Awards – Winner Best New View:
  • DETAIL Special Award for Steel
  • RIBA Stirling Prize
  • Dutch Steel Award – Category A,
  • IAS/OAS Awards – Best Central London Development,
  • London Architecture Biennale – Best New London Building,
  • RIBA Award
  • The International Highrise Award – Honourable Mention,
  • Emporis Skyscraper Award 2003
  • ECCS European Steel Design Award
  • AR/MIPIM Future Project Prize – ‘Best of Show’ joint winner

Notas de prensa relacionadas: