En 1979, el Hongkong and Shanghai Bank (HSBC) presentó un pliego de condiciones para su sede de Hong Kong que permitía redefinir completamente las convenciones relativas al diseño de torres de oficinas. Casi 30 años después, el banco planteó un reto muy distinto: el diseño de su sede mundial en un emplazamiento de Canary Wharf, junto al emblemático edificio One Canada Square . Una vez finalizado, se convirtió en el segundo edificio más alto del Reino Unido. Como inquilino-propietario del edificio de Hong Kong, el banco pudo alentar la experimentación técnica y formal hasta límites insospechados. No obstante, el banco decidió aplicar un planteamiento comercial en Londres. Pese a que inicialmente había arrendado todo el edificio, quería conservar la opción de poder subarrendar posteriormente la totalidad del espacio, o una sola parte. La solución propuesta por el promotor tenía por tanto que amoldarse a unos límites de costes y unas condiciones de mercado muy exigentes y ofrecer un espacio de oficinas flexible y de gran calidad. Ello llevó a diseñar un edificio con aire acondicionado y con un núcleo central, aprovechando al máximo el potencial de desarrollo del emplazamiento y optimizando los coeficientes neto/bruto del suelo. Pero el reto no consistía simplemente en satisfacer las expectativas del mercado, sino en elevar el valor a todos los niveles, desde la selección de los materiales hasta el rendimiento medioambiental del edificio, sentando así nuevas bases para el diseño de oficinas londinenses. A la luz de tan estrictos criterios de diseño, todas las instalaciones principales de la torre se configuraron en torno al núcleo del edificio, lo que propició el que todos los pisos presentaran unas plantas diáfanas. Un sofisticado sistema de ascensores de múltiples niveles propicia el tránsito fluido hacia las 39 plantas de oficinas. Intercalados en este sistema de circulación vertical, tres plantas de intercambio propician la circulación entre los grupos de ascensores y albergan salas de reuniones, comercios, cafeterías, una cocina e instalaciones médicas. Desde la planta baja y el vestíbulo de entrada se puede acceder a través de escaleras mecánicas a los tres parqués de doble altura, y en las plantas subterráneas se ofrece un enlace directo a la estación de metro de Canary Wharf y tres plantas de aparcamiento. Externamente, la torre de 200 metros de altura presenta un estilo elegante y minimalista caracterizado por el tratamiento de vidrio transparente de su superficie. Las esquinas curvas suavizan las formas y el fuste transparente se ha rematado con un «halo» iluminado, un elemento distintivo del rascacielos.

Bocetos y dibujos

Desarrollo

Construcción

Cita

«El contrato de 1

1 billones de libras del HSBC consagra a la capital como líder del mercado inmobiliario...» The Independent, Mayo de 2007 «El primer edificio de Gran Bretaña que se vende por más de un billón de libras. La construcción concluyó en 2002 y su precio era de 500 millones. Aloja a 8.000 empleados en 45 plantas. El edificio se vendió el lunes a la española Metrovacesa en la que fue la mayor transacción inmobiliaria en la historia del Reino Unido». The Guardian, mayo de 2007

Datos y cifras

  • Adjudicación: 1997
  • Finalización: 2002
  • Superficie: 160 000m²
  • Altura: 210m
  • Capacidad: 8500
  • Cliente: Canary Wharf Contractor (DS2) Ltd
  • Colaborar Arquitecto: Koetter Kim Associates
  • Ingeniero estructural: Arup
  • Supervisor de cantidades: Davis Langdon & Everest
  • Ingeniero de M+E: Arup
  • Ingeniero de iluminación: Claude R Engle Lighting

Características

Un sistema de transporte vertical de vanguardia facilita el tránsito fluido hacia las 39 plantas de oficinas de los niveles superiores, y tres vestíbulos elevados propician la circulación entre los grupos de ascensores. Equipamiento interior de categoría B, que congrega por vez primera los 800 departamentos del HSBC en un solo edificio.