El primer paso en el proceso de diseño es trabajar con los clientes para ayudarles a evaluar sus necesidades. A menudo este diálogo conduce a nuevos modos de pensamiento y se aplica a todo el espectro: desde el hogar hasta el puesto de trabajo, escuelas, hospitales y edificios culturales y civiles. 

Desde el desarrollo estratégico del programa inicial hasta el análisis espacial detallado, nuestra asesoría en el lugar de trabajo nos ayuda a concebir soluciones para una amplia variedad de edificios y planes maestros. También desempeñamos un papel tras la ocupación del espacio de trabajo, ayudando a sus inquilinos a disfrutar de todo el potencial del nuevo edificio, y confeccionamos estudios de usuario para aprender de la experiencia práctica.