El equipo de diseño urbano aplica un enfoque integral al estudio de la ciudad que pasa por explorar los patrones de comportamiento, la demografía y los sistemas ocultos que influyen en el entorno construido, desde el mercado inmobiliario a las infraestructuras subterráneas. El equipo se basa en esta amplísima recopilación de datos para dar forma al proceso de diseño. 

Muchas de sus herramientas son personalizadas, incluido un sistema de pantallas táctiles que permite a los usuarios colaborar en un entorno virtual y comprobar el impacto de las distintas configuraciones en la actividad peatonal. Mediante este análisis de tendencias y su influencia en las ciudades actuales, nos ayudan a crear comunidades para el futuro.