Testimonial

«Las primeras marquesinas de entrada que Foster propuso eran piezas cúbicas, en nada parecidas a las estructuras sensuales que desarrolló después. Estas nuevas marquesinas eran tan peculiares y tenían una forma tan inusitada que nadie sabía realmente cómo describirlas. Entonces alguien acuñó el término de "fosteritos" y así pasaron a llamarse. Parece definirlas a la perfección.»

Agustin Presmanes de Arizmendi
IMEBISA, director, 2003

Bilbao Metro