Testimonial

«Bucky fue un verdadero maestro de la tecnología en la tradición de prohombres como Eiffel o Paxton. Sus múltiples innovaciones, desde la Casa Dymaxion hasta la cúpula geodésica, continúan sorprendiendo por la audacia de su pensamiento. Sin embargo, pese a que la imagen que proyectaba en público fuera la de un tecnócrata frío, no hay nada más lejos de la realidad. Lo que jamás se puso en duda fue su profunda dimensión espiritual. Para mí, Bucky era la esencia misma de la conciencia moral; no cejó en sus advertencias sobre la fragilidad del planeta y la responsabilidad que el ser humano tenía de protegerlo. Fue una de esas personas extraordinarias que influyen de manera fundamental en cómo se percibe el mundo.»

Norman Foster
1999