El equipo de investigación y desarrollo aplicados (IDA) destina innovación tecnológica puntera a los desafíos de diseño complejos y pone al alcance de los arquitectos e ingenieros los últimos avances salidos de los laboratorios. Aporta su experiencia en análisis de rendimiento, optimización, fabricación, diseño interactivo y visualización de datos. 

Su labor consiste en proyectar el análisis informático a las maquetas físicas para facilitar las decisiones de diseño y, al explorar la «realidad aumentada», ha incorporado el escaneado tridimensional, la inteligencia artificial y la identificación humana para trasladar las interacciones intuitivas del mundo real al entorno digital.