El nuevo campus para la Escuela de Dirección de Empresas de Yale aunará las distintas facultades de la universidad en un único emplazamiento por primera vez en la historia. En términos arquitectónicos, el diseño responde al pionero plan de estudios integrado de Yale, que presenta el potencial de reinventar la educación en las escuelas de negocios. El edificio, de cuatro plantas y transparente, contiene espacios sociales y de enseñanza flexibles dispuestos alrededor de un patio central abierto, lo que refuerza el aspecto interactivo de los valores educativos. Las fachadas acristaladas generan una interfaz directa entre los espacios de enseñanza formales y los de ocio y, con vistas a alentar la interacción y la colaboración, en el núcleo del edificio, frente al patio central, se han creado espacios sociales y una cafetería.

Datos y cifras

  • Adjudicación: 2007
  • Cliente: Yale University
  • Colaborar Arquitecto: Gruzen Samton