El núcleo público de la Sage Gateshead es su vestíbulo, una gran «sala urbana» accesible a todo el mundo durante el día y la noche, ya sea para asistir a un espectáculo o simplemente para tomar un desayuno. Acristalado y con vistas al río, el espacio incorpora una cinta de 100 m de vidrio coloreado diseñada por la artista Kate Maestri. En los días luminosos, el sol refleja un arco iris de luz en el interior del edificio y, cuando el día está nublado, el vidrio queda transformado en una franja de color sólido. En el interior de los tres auditorios, la paleta de materiales combina fresno curvo, contrachapado moldeado y tejido, y los distintos espacios se diferencian mediante variaciones de color, que van desde el amarillo hasta el rojo intenso y el azul marino. El primer vestíbulo está revestido con paneles de madera de fresno, que dan calidez al espacio y potencian la alta calidad acústica del auditorio. La sala dos es decagonal, con gradas en tres niveles. Con la sensación de una sala capitular, la configuración de los asientos se completa con la tapicería y los paneles de color rojo oscuro, que ayudan a transmitir una sensación de intimidad entre los intérpretes y el público. El tercer espacio, el Northern Rock Foundation Hall, es una sala de ensayo y actuaciones revestida con madera flexible, con una ventana que da al vestíbulo.

Datos y cifras

  • Adjudicación: 1997
  • Finalización: 2004