El diseño del edificio responde a las limitaciones de su angosto emplazamiento que incluye una sala móvil de 12 x 20 piés que constituye a un tiempo una respuesta física al programa dinámico de la galería y un añadido cinético a la calle. El espacio expositivo, que puede configurarse con flexibilidad, puede ampliarse en cualquier planta ubicando en ella la sala móvil. La columna de hormigón visto de la sala y las instalaciones técnicas recurren a una estética y a una escala adecuadas al contexto del edificio, que, pese a estar en transición, continúa siendo en gran medida industrial. Los visitantes acceden por un espacio expositivo de doble altura y ascienden a una entreplanta que, por un extremo, ofrece vistas a una terraza de esculturas y a un jardín y, por el otro, conduce hacia la sala móvil.

Datos y cifras

  • Adjudicación: 2008
  • Finalización: 2010