Tanto el bar como el restaurante, más formal, de la Posthaus de San Moritz proporcionan un diseño cómodo e intemporal. Cada aspecto del interior, desde el mobiliario hasta la parrilla de madera que compone la pieza central del restaurante, presenta un diseño específico, en el cual intervinieron artesanos locales, a quienes se encargó elaborar los complementos, como la parrilla y las chimeneas. Se recurrió a artesanos del lugar para la fabricación de los elementos fijos, como son la parrilla y las chimeneas. La decoración principal de los muros en tonos blanco y tierra está compuesta por una secuencia de grandes imágenes, en blanco y negro, del valle de Engadin, obra de Albert Steiner, mientras que las lámparas de vidrio se concibieron y fabricaron a medida originalmente en el estudio de Foster. Posteriormente, el concepto se amplió para dar forma a la gama Illium para el fabricante de lámparas italiano Nemo.

Datos y cifras

  • Adjudicación: 2005
  • Finalización: 2006
  • Cliente: Keystone Developments
  • Colaborar Arquitecto: Kuechel Architects