El estudio diseñó todos los aspectos del hotel, desde el edificio hasta los accesorios de los cuartos de baño. Tal síntesis de visión y detalle ha permitido explotar la osada geometría del edificio con un efecto espacial espectacular. La atrevida paleta confiere al hotel una imponente identidad visual, al tiempo que ofrece libertad para explorar variaciones de escala, textura y materiales y definir la personalidad de cada espacio mediante estos elementos. La experiencia parte de la idea del yin y el yang: los huéspedes se desplazan entre zonas oscuras y luminosas. Pasillos de mármol negro esculpidos por las paredes inclinadas de la espectacular pirámide central dan acceso a unos dormitorios de un blanco inmaculado. Tales dormitorios son el resultado de multitud de prototipos, en los que el equipo de diseño analizó hasta el último detalle para garantizar que la estancia de todos los huéspedes fuera una experiencia cómoda y memorable.

Datos y cifras

  • Adjudicación: 2004
  • Finalización: 2013
  • Cliente: Grupo Urvasco S.A.