El interior del «cerebro de Berlín» se ha organizado alrededor de la estructura de tejado de membrana ligera, con gradas de asientos que rodean el perímetro de cada planta. Los contornos ondulantes de cada planta se han descentrado respecto a la planta inferior, consiguiéndose así maximizar el espacio disponible para zonas de estudio con iluminación natural. Los asientos y los escritorios del nivel inferior proporcionan vistas sin obstáculos de todo el perímetro de cada planta y los libros se apilan en el centro del espacio. Los acabados interiores en blanco o gris claro contribuyen a reflejar la luz por toda la biblioteca, y crean un espacio tranquilo para el estudio en silencio que eleva el espíritu.

Datos y cifras

  • Adjudicación: 1997
  • Finalización: 2005