Originalmente, el Dolder Grand era un curhaus o balneario, y una parte importante del proyecto de remodelación y expansión del hotel acometido en 2008 consistió en crear un nuevo y elegante balneario. En una fusión de elementos interiores y exteriores, los sinuosos muros de piedra con ricas texturas que parten del paisaje se adentran en el edificio y definen un espacio parecido a un desfiladero que acoge la piscina de 25 m. Una paleta de materiales elemental, de agua, piedra, reflejos y luz filtrada genera un santuario de inmersión en todo el espacio y, en la espectacular piscina de azulejos negros, el reflejo de la piedra en el agua crea la ilusión de un espacio infinito. En algunas zonas se han perforado los muros para permitir que se cuele la luz del sol, que ofrece un dinámico juego de luces y sombras a la vez que se mantiene la privacidad más absoluta.

Datos y cifras

  • Adjudicación: 2002
  • Finalización: 2008
  • Cliente: Dolder Hotel AG, Zurich
  • Colaborar Arquitecto: Itten + Brechbuehl AG Architekten