La idea para el interior se guía por su arquitectura, que enmarca vistas del campus desde la fachada acristalada. En el interior, las columnas y el intradós de hormigón son vistos, realzándose así los detalles de la estructura de acero y vidrio, y la paleta de materiales combina las paredes y los suelos de pizarra verde con las estanterías de aluminio, la pintura de color hierro oxidado de los parteluces y la escalera de acero con las huellas de vidrio. Un pozo de luz sobre la entrada permite el paso de luz natural a la planta superior y el atrio, e ilumina la larga barra de acero inoxidable de la cafetería situada en el núcleo del vestíbulo de entrada. Eliminando los muros y las barreras de la biblioteca tradicional, las estanterías de libros se envuelven una escalera central y escritorios de lectura alinean el perímetro de las plantas. El estudio se encargó de diseñar el sistema de mobiliario hecho a medida de las zonas de información, las salas de lectura y las aulas, el cual proporciona una solución de gran flexibilidad que puede adaptarse para amoldarse a los cambios en los patrones de uso y los avances tecnológicos.

Datos y cifras

  • Adjudicación: 1989
  • Finalización: 1992